Cita del día


CITA DEL DÍA: "Tómate tiempo para deliberar, pero cuando llegue la hora de la acción deja de pensar y actúa" (Andrew Jackson).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Esa eñe no se toca


domingo, 13 de marzo de 2016

Delata que son de lata






Supieron explotar la preocupación y el gusto de la gente por volver a consumir y paladear alimentos naturales. Funcionó el boca a boca y su modesto restaurante se puso en candelero. Apetecía coger el coche y desplazarse unos cuantos kilómetros para respirar un aire más puro, comer auténticos huevos de gallina de corral, disfrutar con el sabor de las legumbres recién cogidas del huerto, deleitarse con los productos de un cerdo de confianza, relamerse con postres como los que hacía la abuela, beber un más que honesto vino de la casa y degustar el pacharán preparado en familia con endrinas de por allí.

Nadie pareció darse cuenta de que la ampliación del negocio se fue haciendo a costa de convertir el gallinero en un segundo comedor, la cochiquera en otra despensa y el huerto en un aparcamiento. La intoxicación alimentaria de unos cuantos clientes puso de manifiesto que los espárragos eran de lata. El botulismo delata.


56 comentarios:

  1. Vaya piratas, no de galeón, sino de lata.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente que va de más exquisita es la más fácil de engañar. Y no quiero decir con eso que me parezca bien. Fraude al fin y al cabo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. jajja muy bueno y muy, me temo, común hoy en día.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del gato por liebre está a la orden del día.
      Besos, Carmela.

      Eliminar
  3. Que bio ? Con la lluvia podrida y el sol con nitrato !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez estamos más dispuestos a aceptar que el fin justifica los medios.

      Eliminar
  4. Qué bueno, Chema. Yo no compro bio ni de coña ( por lo que dice manouche), me parece un timo todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Para comprar productos ecológicos, que no es lo mío que bio, hay que saber que tienen que llevar un sello especial, todo lo que no lo lleve, lleva sulfatos. Y nos intentan timar en muchos sitios. Como siempre, buen juego de palabras!

    ResponderEliminar
  6. Esto me ha recordado un chiste muy antiguo, ¿te lo cuento?
    Por si acaso la respuesta es "Sí":
    Entra un señor a un restaurante, se acerca a la barra y va mirando los platos allí expuestos:
    -Oiga, ¿la merluza es de confianza?
    -Y tanto, lleva ya un mes con nosotros.

    Éste también se delató, ¿eh? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta a mí la merluza, de las de toda la vida. XD.
      Me han contado de uno que marcaba con un boli los palillos de las tapas de los bares. En algunos no renovaban ni los palillos.

      Eliminar
  7. Menudos sinvergüenzas... Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que empezarían honradamente, pero no quisieron adaptarse a sus posibilidades y la pifiaron. Nada original, por otro lado.
      Besos.

      Eliminar
  8. O sea, la impostura como forma exprés de hacer negocio. Menos mal que el pan no se enlata todavía, porque a mí me gusta mucho y podría pillar el "boludismo" ese.
    Sí que está dando juego tu superdiccionario, genio. Por cierto, me acabo de enterar en el telediario que Gaudí era royo como tú.
    Un fuerte abrazo y buena tarde de domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es por el pan yo también pillaría eso, porque soy panero como tú.
      El diccionario tiene más de mil palabras, o sea que fíjate el juego que puede dar si lo exploto bien explotado.
      Iba a decirte —por lo de royo— que lo bueno abunda, pero la verdad es que en esta tierra no se ven muchos. Algún anglo perdido y algún bicho raro como yo.
      Buena tarde también para ti.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. jajajaja Si que delata si...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los espárragos de ahora ya no son como los de antes.
      Salud, Genín.

      Eliminar
  10. Los delato el uso de productos enlatados, osease conservados en una lata, es este caso en mal estado :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Ya sólo con el título me he reído, Macondo. Muy bueno, alguna vez incluso he sufrido esa maldición: la de que un restaurante que me gustaba mucho cambiase de proveedores y los productos fuesen peores. Por que claro, rara vez he podido ir a uno que los productos fuesen suyos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que últimamente me ha dado por títulos redundantes o cacofónicos: "Decantarse por cantar" y "Delata que son de lata".
      Los cambios de dueños son peligrosos, si. Para los clientes y también para los nuevos dueños, porque muchas veces no saben cogerle el aire que los anteriores le habían dado al restaurante para hacerse con una clientela y se la juegan.

      Eliminar
  12. ! Que pena ! con lo idílico que parecía y al final acaban dando la lata.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes aquello de que la avaricia rompe el saco.
      Saludos, Ámbar.

      Eliminar
  13. Esas importantes dudas son las que nos tienen un poco angustiados. España, es uno de los principales países productores de estos alimentos ecológicos, aunque todavía a día de hoy son casi prohibitivos por su elevado precio. Pero cuando nos decidimos a comprarlos ¿Cómo los distinguimos? Y aunque no se puede asegurar que sean peores, tampoco se puede decir que son más saludables. No hay evidencias suficientes para asegurar que los productos ecológicos sean más sanos.
    O sea...todo por la pasta.Y mientras algunos forrándose, como siempre.

    Besos Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchas ocasiones los productos naturales no se buscan porque sean más sanos, sino porque son mejores al paladar. Se supone, aunque no siempre es cierto, que quien así actúa es porque sabe distinguirlos.
      Besos.

      Eliminar
  14. Los delató la avaricia. Muy bueno el relato, y muy real

    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marijose.
      Feliz semana también para ti.

      Eliminar
  15. Ni como defenderse!

    muy bueno Chema, por cierto que acá, al menos, espárragos todavía hay sin enlatar, es el tiempo en que los ofrecen hasta en los semáforos!

    besitos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí también hay sin enlatar, aunque no he visto ofrecerlos en los semáforos
      Besos.

      Eliminar
  16. Madre mia....no ha pasado un inspector de sanidad por ahí??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor se arreglaban con él dándole espárragos.

      Eliminar
  17. :)Crecer mucho no siempre es bueno ;)

    ResponderEliminar
  18. no nos morimos porque aún no nos ha llegado la hora, que si no....!
    ,madre mía

    ResponderEliminar
  19. en cuanto he leído pacharán y endrinas, he dejado de leer.. es ver pacharán y recordar cariñena y sus bodegas.. que el vino muy bien, pero jodo que grande el pacharán!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti es que la birra se te queda corta.
      Besos.

      Eliminar
  20. Vaya manera de dar la lata ¿verdad?

    Bello tu relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Y es que en esta vida (casi) nunca encontramos lo que esperamos.

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorpresas que da la vida.
      Otro abrazo para ti, Athenea.

      Eliminar
  22. El precio de la fama... Y anda que los comensales... vaya gourmets!, ni cuenta se dieron del cambio!. Ahora enfermos de botulismo....menuda lata.
    Besos, mago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como los que ponen los ojos en blanco con un Don simón metido en una botella de Vega Sicilia.
      Besos, maja.

      Eliminar
  23. Nunca se puede saber que viene dentro de una lata. No tiene la facilidad de la lampara de Aladino que al frotarla ya sabemos quien aparece. Buen escrito

    ResponderEliminar
  24. Es una lata eso de tener que comer de lata, mejor el puchero de toda la vida.
    Besos enlatados Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni punto de comparación, desde luego.
      Los míos frescos, Puri, que no quiero que corras riesgos de botulismo.

      Eliminar
  25. Tan fácil que es distinguir los vegetales de lata por los de huerto, cómo cayeron en el engaño.


    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay gente que va de entendida y luego no tiene ni idea. Pasa lo mismo con muchos que entienden de vinos.
      Beso.

      Eliminar
  26. No se puede crecer indefinidamente cuando los recursos son limitados, una simple cuestión matemática, y si sigue creciendo y creciendo sin parar, ahí hay algo que escama y que quien no lo ve es porque no quiere verlo.

    Muy buen relato, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu "La cena de Navidad" —que acabo de leer— y este podrían ir en el mismo saco.
      Gracias, Alfredo.

      Eliminar
    2. SIIII!!! Sin duda era el mismo cocinero. Apunta el nombre, para no ir jamás a su restaurante.

      Gracias a ti.

      Eliminar