Cita del día

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CITA DEL DÍA: «La mente es como un paracaídas. Solo funciona si se abre» (Albert Einstein).

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 20 de diciembre de 2023

Navidades y 2024

 


Para quienes consideran que «no tienen ningún mérito para envanecerse por haber nacido en uno u otro lugar» (Schopenhauer). Para quienes «cuando te preguntan qué tal estás se esperan a escuchar la contestación» (Ed Cunningham). Para quienes han comprendido que «envejecer es la única forma de vivir mucho tiempo» (Sainte-Beuve). Para quienes han llegado a la conclusión de que «de cada diez personas que ven la televisión, cinco son la mitad» (Les Luthiers). Para quienes «en la prosperidad acuden al ser llamados y en la adversidad sin serlo» (Demetrio de Falera). Para quienes «cuando precisan una mano que les ayude, la buscan al final de su brazo» (Napoleón Bonaparte). Para quienes estiman que «el dinero es un buen servidor, pero un pésimo amo» (Alejandro Dumas, hijo). Para quienes son conscientes de que «la más larga caminata comienza por un paso» (proverbio hindú). Para quienes actúan teniendo en cuenta que, «terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja» (proverbio italiano). Para quienes son lo suficientemente inteligentes como para saber que «la escalera ha de barrerse empezando por arriba» (proverbio rumano). Para quienes «se permiten caer, pero se obligan a levantarse» (proverbio ruso). Para quienes «escapan de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena» (Facundo Cabral). Para quienes «los cuarenta son la edad madura de su juventud y los cincuenta la juventud de su edad madura» (Victor Hugo). Para quienes «no pretenden cruzar el precipicio en dos saltos» (David Lloyd George). Para quienes, «encontrando disparatada una afirmación, defenderían con su vida el derecho a ponerla de manifiesto» (Voltaire). Para quienes «no se pierden las pequeñas alegrías aguardando la gran felicidad» (Pearl S. Buck). Para quienes «no encuentran la gloria en vencer, sino en convencer» (Victor Hugo). Para quienes «juzgan que el grado de civilización de un pueblo se mide por la posición social de la mujer» (Domingo Sarmiento). Para quienes «procuran ser más padres del porvenir que hijos del pasado» (Miguel de Unamuno). Para quienes «planean la vida como si fueran a vivir siempre, pero la viven como si fueran a morir mañana». Para quienes «no dejan crecer la hierba en el camino de la amistad» (Sócrates). Para quienes «son tan cultos que saben dónde encontrar lo que no saben» (Georg Simmel). Para quienes «son capaces de reírse de sí mismos, para que no tengan que ser los demás quienes lo hagan» (Thomas Szasza).  Para quienes «han aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida» (André Malraux). Para quienes «creen a aquellos que buscan la verdad, pero dudan de los que la han encontrado” (André Gide). Para quienes «no establecen reglas para los demás y excepciones para ellos» (François de la Rochefoucauld). Para quienes «siempre dicen la verdad para no tener que acordarse de nada» (Mark Twain). Para quienes piensan que «las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por la huella que dejan» (proverbio árabe).   Para quienes «prefieren encender la luz que maldecir la oscuridad (proverbio árabe). Para quienes «hacen todo tan sencillo como es posible, pero no más sencillo» (Albert Einstein).  Para quienes se han percatado de que «cuando llega el tiempo en que se podría, ha pasado aquél en que se pudo» (Marie Ebner-Eschenbach).  Para quienes «no juzgan a las personas por sus cualidades, sino por el uso que hacen de ellas» (François de la Rochefoucauld).  Para quienes «no pueden desear que ganen los buenos, porque ignoran quienes son». Para quienes, «siendo poderosos, son más amados que temidos». Para quienes «usan el desprecio con gran economía, debido al gran número de necesitados que hay» (François de Chateaubriand). Para quienes «cuánto más conocen a la gente, más quieren a su perro» (Diógenes). Para quienes «prefieren agitarse en la duda que descansar en el error» (Alessandro Manzini). Para quienes, «cuando cumplen sus sueños, comprenden la riqueza de su imaginación y la pobreza de la realidad». Para quienes «siempre tienen algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar» (Thomas Chalmers). Para quienes «nunca creen en nada hasta que ha sido negado oficialmente» (Claud Cockburn). Para quienes «nunca pertenecerían a un club que admitiera como socios a alguien como ellos» (Groucho Marx). Para quienes «obran como personas de pensamiento, pero piensan como personas de acción» (Henry Bergson). Para quienes «no llaman peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al suyo, e inmorales a los que no profesan su moral» (Anatole France). Para quienes «cuando piden un consejo no están buscando un cómplice» (Marqués de Grange). Para quienes «prefieren debatir una cuestión sin resolverla que resolver una cuestión sin debatirla» (Joseph Joubert). Para quienes «no buscan al amigo perfecto, sino amigo» (José Narosky). Para quienes «prefieren un vicio tolerante a una virtud obstinada» (Molière). Para quienes «se encuentran mejor no haciendo nada que haciendo cualquier cosa» (Francis Picabia). Para quienes «siempre recuerdan que son únicos, exactamente igual que todos los demás». Para quienes «estudian el pasado para poder pronosticar el futuro» (Confucio). Para quienes «confiesan que nacieron a una edad muy temprana» (Groucho Marx).  Para quienes «utilizan el pasado como trampolín, no como sofá» (Harold MacMillan). Para quienes «no estudian por saber más, sino por ignorar menos» (Sor Juana Inés de la Cruz). Para quienes «ya se han dado cuenta de que nuestro destino está en nosotros mismos, y no en las estrellas» (Axel Munthe). Para quienes «ya no son tan jóvenes como para saberlo todo» (Oscar Wilde). Para quienes «nombran un responsable cuando quieren que algo sea hecho y una comisión cuando quieren que se demore eternamente» (Napoleón Bonaparte). Para quienes «no ponen en duda el buen juicio de su mujer, para no tener que fijarse con quien se ha casado» (proverbio egipcio). Para quienes «opinan que la guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz» (Thomas Mann). Para quienes «no cambian la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder» (Benjamín Franklin). Para quienes «ensayan lo absurdo para tratar de ser capaces de conquistar lo imposible» (Miguel de Unamuno). Para quienes «ponen a su libertad el límite de la libertad de los demás» (Jean Baptiste Alphonse). Para quienes «son admirados por sí mismos y no por lo que les pertenece» (Juvenal). Para quienes «piden a Dios que les conceda la serenidad para aceptar las cosas que no pueden cambiar, el valor para cambiar las que sí pueden y la sabiduría para distinguirlas» (Reinhold Niebhur). Para quienes «huyen de los elogios, pero tratan de merecerlos» (François Fénelon). Para quienes «no gastan más tiempo y energía en hablar de los problemas que en afrontarlos» (Henry Ford). Para quienes «cuando les inunda una enorme alegría no prometen nada a nadie, y cuando les domina un gran enojo no contestan ninguna carta» (proverbio chino). Para quienes «excavan el pozo antes de tener sed» (proverbio chino). Para quienes sostienen que «la mejor manera de librarse de un problema es resolverlo» (Brenda Francis). Para quienes «piensan en cambiarse a sí mismos antes de ponerse a cambiar el mundo» (Alexei Tolstoi). Para quienes «conceden a su espíritu el hábito de la duda y a su corazón el de la tolerancia» (Georg Christoph Lichtenberg). Para quienes «no pudiendo lo que quieren, quieren lo que pueden» (refrán español). Para quienes «no miden su riqueza por las cosas que poseen, sino por aquellas que no cambiarían por dinero». Para quienes «saben dar sin recordarlo y recibir sin olvidarlo». Para quienes «son tan egoístas que piensan más en sí mismos que en mí» (Ambrose Bierce). Para quienes «no se gastan mucho dinero en la felicidad, porque saben que, si es cara, no es de buena clase» (François René de Chateaubriand). Para quienes «darían todo lo que saben por la mitad de lo que ignoran» (René Descartes). Para quienes «perdonan siempre a sus enemigos, porque saben que no hay nada que les enfurezca más» (Oscar Wilde). Para quienes «crean las ocasiones, en vez de esperar a que lleguen» (Francis Bacon). Para quienes «no luchan por defender un derecho que no lleva consigo un deber» (Mahatma Gandhi). Para quienes «prefieren enemigos prudentes que amigos indiscretos». (Jean de la Fontaine). Para quienes «en vez de llorar porque se terminó, sonríen porque sucedió» (Gabriel García Márquez). Para quienes «no tienen la ingenua convicción de que, casualmente, el pueblo al que pertenecen es la mejor ocurrencia de Dios». (Theodor Heuss). Para quienes postulan que «siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto» (Martin Luther King). Para quienes dicen que «Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo… y por los mismos motivos» (Sir George Bernard Shaw). Para quienes defienden que «un problema deja de serlo si no tiene solución” (Eduardo Mendoza). Para quienes «luchan por sus sueños, para que los demás no les impongan los suyos» (Paulo Coelho). Para quienes «pertenecen a esa gente pequeña que, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo» (Eduardo Galdeano). Para quienes «son ellos mismos, porque los demás puestos ya están ocupados» (Eduardo Galdeano). Para quienes «dejan que sus hijos vivan su vida, en vez de imponerles la que a ellos les gustaría» (Alejandro Jodorowsky). Para quienes «han aprendido a decir que no cuando es no» (Gabriel García Márquez). Para quienes «no pretenden hacer grandes cosas, sino hacer bien las pequeñas» (Michel de Montaigne). Para quienes «escogen perder el honor antes de la conciencia» (Michel de Montaigne). Para quienes «no cuidan de que se hable de ellos, sino de cómo se hable» (Michel de Montaigne). Para quienes «son tan inteligentes que aprenden de la experiencia de los demás» (Voltaire). Para quienes «no les vale la palabra progreso mientras haya niños infelices» (Albert Einstein). Para quienes «no tratan de encontrarse, sino de crearse a sí mismos» (George Bernard Shaw). Para quienes «se sienten ricos de perplejidades y no de certezas» (Jorge Luis Borges). Para quienes han observado que «todo hombre que no tiene ganas de trabajar se erige en jefe para organizar y vigilar el trabajo de los demás» (Enrique Jardiel Poncela). Para quienes «no han sabido lo fuertes que son hasta que ser fuertes ha sido la única opción que les quedaba» (Bob Marley). Para quienes cuando quieren que algo no se sepa, no lo hacen (proverbio chino). Para quienes exponen que «cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que se aprendió" (André Maurois). Para quienes siguen pensando que «el mayor crimen esta ahora, no en los que matan, sino en los que no matan pero dejan matar" (José Ortega y Gasset). Para quienes razonan que «quien se venga después de la victoria es indigno de vencer» (Voltaire). Para quienes «se enorgullecen más por lo que han leído que por lo que han escrito» (Jorge Luis Borges). Para quienes se preocupan porque «la intolerancia llegue a tal nivel que las personas inteligentes tengan prohibido pensar para no ofender a los imbéciles” (Fiódor Dostoyevski). Y para quienes pertenecéis a este entrañable grupo de amigos blogueros…

Mis mejores deseos para estas Fiestas y el 2024, 
con todo mi afecto y un fuerte abrazo.

jueves, 14 de diciembre de 2023

Sonrisas (135)

 



Sonrisas (134)                                                                                                                Sonrisas (136)

viernes, 8 de diciembre de 2023

Sonrisas (134)

 



Sonrisas (133)                                                                                                                Sonrisas (135)

domingo, 3 de diciembre de 2023

Sonrisas (133)

 

 


Sonrisas (132)                                                                                                                Sonrisas (134)