Cita del día



CITA DEL DÍA: “Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible” (George Clemenceau).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: El ascenso a cabo


miércoles, 22 de agosto de 2012

Microrrelato: La ley del embudo








En la comunidad bloguera tengo unas vecinas que, además de ser un encanto, escriben como los ángeles. El único problema es que a veces le echan un morro que se lo pisan. ¿A quién se le ocurre considerar entrada un relato de cincuenta palabras? Pues a ellas.

Señalo con mi dedo acusador a Marga, Dolega, Alemamá, Dolores, Inma y Moneypenny. Seguro que me dejo alguna.



Debía estar aburrido

o falto de inspiración
ése al que se le ha ocurrido
hacer una redacción
de algo que ha sucedido
poniendo de condición
no estar falto  ni excedido
de palabras un montón
previamente establecido.
Creo que cincuenta son.
Cuarenta y cinco han salido
y si cuento éstas, chitón.


29 comentarios:

  1. Veo que por fin consiguieron convencerte. La carne es débil. Si te han prometido sexo sin fin, que sepas que recibirás una gallina de guinea o algo por el estilo. Tampoco te va a salir pelo por haberte dejado llevar al huerto. Pero si me han salido cincuenta. Anda, cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que hacen conmigo lo que quieren. Lo tengo asumido. También sé que salen cincuenta palabras justas. Además de calvo, y de calzonazos, soy puntilloso. Las he contado por lo menos veinte veces. Veintiuna.

      Eliminar
    2. No me había dado cuenta de que te referías a que tu comentario también tiene cincuenta palabras.
      Voy a tu relato. Veo que al final te ha entrado la duda sobre la posibilidad de realmente hubiera algún tipo de compensación por parte de las chicas. No olvides que vas después de mí.

      Eliminar
    3. ¿¿¿Y tú que tienes contra las gallinas de Guinea ehhh,ehhh???
      Precioso Macondo.Te has ganado la noche de lujuria y gula. :D
      Besazo

      Eliminar
  2. Un micro - relato ni es una entrada ni es nada, sin embargo con ingenio y buen hacer el señor Chema Macondo nos consigue convencer. También así lo ha logrado el señor Miguel Merino ¿Qué como lo han conseguido? Bajo promesas de sexo y pasión les da rápido el subidón.

    Y son 50 toma ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin echarle tanto cuento. ¿Ves cómo eres la mejor?
      Besos.

      Eliminar
  3. jajajajajaja y no te fastidia que me las ha hecho contar!!! Si llegan a ser 55 o 60 no pasaba nada. Te aceptaríamos y te querríamos igual....¿a que si chicas??
    Muy bueno, de verdad! Y encima con rima....más difícil todavía (al menos para mi).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú hubieras dormido igual si hubiera sobrado o faltado alguna, porque eres una persona equilibrada, pero yo no. Cincuenta o nada. Por mucho que digas que da lo mismo, no quería jugarme vuestro cariño por un quítame allá esa palabra.
      Besos también para ti, guapa.

      Eliminar
  4. no querra usted ponerse a pensar las cosas que yo me he puesto a imaginar que pasaria si tuviera tres vecinas como las que usted tiene. Primero les haria una cena, las imagino vestidas como yo quiero, es cosa mia, es mi imaginacion. Y champan,ya esta, ya son cincuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente: cincuenta. Gracias por tu aportación, Garriga.

      Eliminar
  5. Tú si que eres un parto bien aprovechado, maestro. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo una colección de cromos que había cuando era niño, que se llamaba algo así como "Mundo al revés". Se me quedó grabado uno en el que había un reloj metido en la cama y un señor puesto en mesilla: "Mundo al revés, descansa el despertador mientras vela el soñador". Lo que dices también hubiera valido como cromo: "Mundo al revés, los maestros llaman maestros a los discípulos".
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Para mi eres un maestro, mi maestro favorito, que sufre la disciplina de los tres días para entretenerme, enseñarme cosas que no sé o regalarme sonrisas con el fabuloso diccionario, y si te lo dice una maestra, el mundo va bien y mucho más feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el mundo irá bien y mucho más feliz. Muchas gracias, Karima. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me encantó, nada más qué decir. Oye y a ese que nos quiere invitar a cenar, decirle que yo usualmente no acepto, pero por tratarse de un amigo tuyo y tal, puedo ceder un poco :-P besitos Mac, ha quedado precioso. Qué bueno que contagiaste a Miguel...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El blog del señor de la cena lo recomiendo a ojos cerrados, sin embargo como persona no lo conozco lo suficiente como para poder apostar porque su comportamiento vaya a estar a la altura del respeto que mis amigas merecen. Así que declino cualquier responsabilidad al respecto.

      En lo que hace referencia al Sr. Merino, yo también me alegro de que se haya decidido, aun dejando tan clara la evidencia de que su acción no ha estado precisamente presidida por el desinterés. En cualquier caso, sea por unos u otros motivos, cualquier escrito suyo es recibido con expectación.

      Eliminar
  8. ¿50? Te la pusieron difícil pero lo lograste.



    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno! Y qué difícil estar tan limitado de palabras...

    ResponderEliminar
  10. Sí señor, estos son los ramalazos que te hacen tan bueno, sacarte de la manga algo totalmente distinto al resto, originalidad al máximo.

    Cojonudo, si señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, salao. La próxima caña corre de mi cuenta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Lo conseguiste. Te quedó realmente bien. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  12. Y encima, rimado.

    Un maestro, sí señor.

    ResponderEliminar