Cita del día



CITA DEL DÍA: “El dinero es como el estiércol: no es bueno, a no ser que se esparza” (Francis Bacon).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Verbos, adjetivos, hombres y niños


lunes, 6 de agosto de 2012

La pregunta del millón







Aquél partido contra el Zaragoza, al que acudió de la mano de su padre por primera vez al Bernabéu, resultaría decisivo en dos aspectos de su vida: su madridismo y su profesión. Hasta entonces había visto fútbol en la tele, pero el ambiente del campo le cautivó. Desde ese día para él no hubo más equipo que el Real Madrid, ni otra ilusión que llegar a ser periodista deportivo para poder contar los éxitos merengues. 

La fidelidad a uno de los dos equipos españoles que se reparten casi todas las glorias no resultó complicada. Lo de la carrera fue otro cantar, teniendo  en cuenta que era hijo de un modesto obrero. Pero sus padres hicieron el esfuerzo y el chaval supo responder, sacando los cursos con excelentes calificaciones. Había terminado  cuarto, por lo que ya solo le quedaba rematar la faena.

Casi no recordaba que había dejado allí su currículo, cuando le llamaron del periódico. Colgó el teléfono exultante. Durante el verano iba a poder desarrollar, como becario en el diario de sus sueños, su vocación desde niño. Poder tratar como  compañeros a los periodistas que admiraba, antes siquiera de haber terminado los estudios, superaba sus más ambiciosas aspiraciones.

Al principio le decepcionó el trabajo. No es que esperara que le ofrecieran  grandes reportajes, pero sí un poco más de protagonismo. Le daba la sensación de que lo tenían un poco como el chico de los recados. Sin embargo no se lamentó de su suerte, porque sabía que iba a terminar por presentarse la oportunidad de demostrar su valía. Y vaya si sucedió.

Acudió con el compañero que cubría las ruedas de prensa de la selección a la primera de la temporada. España acababa de proclamarse campeona de la Eurocopa. Se iba a disputar un amistoso antes de comenzar el Campeonato de Liga. El seleccionador nacional acudía a dar la lista de jugadores convocados. A continuación respondería a las preguntas de los periodistas. Minutos antes de entrar a la sala una noticia de mayor calado había requerido la presencia del otro profesional, por lo que él se había quedado como único representante  del periódico. Pasaba a ser el encargado de hacerle una pregunta al señor del Bosque. Le dijeron  que estuviera tranquilo y que no se complicara la vida.

Pensó que no se le  podía pedir a un informador de casta que se tomara con calma una oportunidad como esa, por muy amistoso que fuera el partido. Necesitaba una pregunta que empezara a ponerle en su sitio. Que invitara a quedarse con el apellido de quien la había formulado. Que hiciera pensar a sus jefes que no podían dejar escapar a ese  mirlo blanco que tenían de becario.  

De repente se le hizo la luz. Había dado con la pregunta perfecta. Quizá pudiera resultar incómoda, pero eso  no debía preocuparle a un profesional de la información. Estaba harto de que a don Vicente se le rindiera pleitesía por el hecho de haber ganado un Mundial y una Eurocopa. Millones de españoles, entre los que él mismo se encontraba, esperaban que alguien tuviera el  valor de sacar a colación una cuestión que a todos seguía preocupando.

La lista de jugadores convocados no ofreció sorpresas de interés. Las preguntas de los compañeros que le precedieron no pasaron de un tono discreto, lo que abonaba el  terreno para que pudiera llamar la atención que alguien se saliera de la rutina. Cuando le llegó el turno, con una seguridad en sí mismo impropia de su bisoñez, se presentó al seleccionador y le planteó la pregunta que podía dar la vuelta al mundo:

—¿Por qué no  va Raúl  a la selección?

34 comentarios:

  1. Muchos nos hemos preguntado lo mismo durante mucho tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conste que yo no, Susana. A pesar de que me cae muy bien Raúl. No creo que la forma de agradecerle los servicios prestados tenga que ser convocándolo indefinidamente. El tiempo da y quita razones y no parece que la selección lo haya echado en falta.
      Besos.

      Eliminar
  2. jajaja en todos los países es lo mismo, siempre tenemos alguno a quien poner a pesar de lo que el entrenador, super campeon disponga. Muchas gracias, bien escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que en todas partes cuecen habas y por estos lares a calderadas.
      Muchas gracias ti. Saludos.

      Eliminar
  3. Je je, ya sabes que no podré comentar mucho sobre este tema, aparte de quedar gratamente sorprendida con esta especie de cuento tan bien escrito y que me ha tenido en ascuas con la dichosa pregunta hasta el final.

    Sólo decir que cómo mi chico lea esto le da algo, con decirte que su pasión por Raúl supera con creces su interés por mí, está todo dicho. Cualquier día le pone aquí en casa un altar y le reza por las noches, que perra con este hombre!

    Yo reconozco que es mu guapo, no puedo decir mucho más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré más o menos lo que a Susana. Yo también admiro a Raúl. Me parece un ejemplo para los chavales que empiezan. A los que no entiendo es a algunos seguidores de Raúl que después de haber ganado la selección sin él una Eurocopa, un Mundial y otra Eurocopa se rebotan con el seleccionador porque no lo lleva.
      Para que quede la cosa más clara todavía te diré que tampoco soy antimadridista. Más bien al contrario, después del equipo de mi tierra (el Zaragoza) quizá el que goza de más simpatías por mi parte es el Madrid, a pesar de la estúpida prepotencia de bastantes de sus seguidores (en eso no se diferencia del Barça) que nunca he entendido.
      Besos.

      Eliminar
    2. Buf! si vamos a eso...no me gusta ni me interesa el fútbol, pero tengo algo claro, si tuviera que ser de algún equipo, sé que sería de cualquiera menos de estos dos, posiblemente del Español, no se...

      Eliminar
    3. Catalana, no nacionalista, romántica, guerrera y echada p’alante. Te cuadraría perfectamente ser del Español.

      Eliminar
  4. ¿Y esto cuando pasó? ¿es una historia?
    ¿El Raúl ese no está jubilado? Perdona pero es que yo de fútbol..., de curling sí, pero de fútbol
    Aunque creo que lo pillado eh, tipo ese creo está jubilado y al parecer era bueno. Ya me aclaras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una historia, aunque podría serlo. Raúl no está jubilado todavía, aunque ya no juegue en la selección. Es/era un gran jugador y un ejemplo, porque lo daba todo como si fuera un juvenil haciendo méritos. El seleccionador consideró oportuno llamar a otros jugadores más jóvenes. No le fue mal (ganó la Eurocopa). El nuevo seleccionador siguió la línea trazada por el anterior y ganó (también sin Raúl) un Mundial y otra Eurocopa. A pesar de los éxitos, muchos seguidores del jugador siguen queriendo que se dé marcha atrás y se le vuelva a llamar. Supongo que ocurriría lo mismo cuando dejaron de llamar a Gento.

      Eliminar
  5. El curling bien jugado es todo un deporte, y limpio ojo, yo le suelo dejar a mis niñas jugar en el pasillo y lo dejan como la patena, mucho mejor que el fútbol, ni comparar :D

    Yo a Raúl pues como al resto de futbolistas, endiosados al extremo, pero ojo, le respeto, el año pasado le vi, cosa rara, en el final de un partido que jugaba su equipo, el "Nosequepollas 04" contra el Athletic, su equipo perdió y él, un caballero, se dedicó a saludar con buena cara a todos los rivales, muchos de ellos supongo que le coleccionarían en su día en los cromos, todo un señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Raúl es un ejemplo como deportista y como persona. El problema son esos seguidores que no quieren aceptar lo que seguramente él tendrá asumido desde hace tiempo.

      Eliminar
    2. Sin duda, él creo que está más preocupado ya de sacar rendimiento de lo que le queda de vida deportiva.

      Eliminar
    3. Bueno pues entonces mejor que no vaya, porque antes iba y se ganaba y ahora no va y se gana, algo tendrá que ver digo yo. Pero vamos en esta lides no me hagas mucho caso

      Eliminar
    4. Pues eso digo yo, Nergal. Tampoco es que entienda mucho del asunto, pero es una cuestión de sentido común.

      Eliminar
  6. uffffff querido. La adoración de mi hijo por Raul no es comparable a nada en este mundo jajajajaja. Eso son palabras mayores :P
    Pero creo que es una reivindicación más retórica que otra cosa. Creo que la mayoría de la gente somos conscientes de que el tiempo de Raul en la selección pasó hace mucho.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo la adoración por él, porque es admirable y todo un símbolo para el madridismo, que merece el respecto de los que son de otros equipos.
      Comparto que la mayoría es consciente de que su tiempo en la selección pasó, todavía hay gente que (un Mundial y dos Eurocopas después) no quiere dar su brazo a torcer.
      Besos.

      Eliminar
  7. Me gusta mucho la entrada, Chema. La has bordado.
    Yo me voy a centrar en el becario y no en Raúl. Se atrevió a preguntar y lo hizo con confianza porque era la única apuesta lógica que le dictaba su inteligencia para conseguir su objetivo.
    La vida, a todos, nos regala algún día una oportunidad. Algunas personas aceptan el regalo, otras lo rechazan y un tercer grupo no se da cuenta de nada.
    Albert Camus decía que vivir no era resignarse. Al nacer tenemos un lugar asignado en la sociedad. Una vida condicionada por el entorno social que integramos y la historia de nuestros padres. El padre del chico era obrero pero él aspiraba a otra vida y tuvo la suficiente confianza en sí mismo para atreverse cuando la oportunidad llamó a su puerta. A partir de ese momento, pasó a convertirse en el actor principal de su vida. Un fuerte abrazo, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su madridismo obcecó su inteligencia y planteó como ocurrente una pregunta reiterativa, trasnochada y cansina.
      Un fuerte abrazo, Karima.

      Eliminar
    2. Mira por donde, en vez de comentar tu entrada, voy a comentar el comentario comentado por la comentadora Karima. ¿Qué ha quedado redundante? Uno que es así de generoso.
      Bueno a lo que iba, que menos mal que alguien se ha dado cuenta de que el importante aquí era el becario, no el Raul de los cajones. Ahí, con un par. Él tenía que hacer su pregunta y la hizo. Porque entre toda esa caterva de periodistas que pululaban por la rueda de prensa, muchos querían preguntarle lo mismo, pero claro ¿Cómo le vas a preguntar a un campeón de Europa y del Mundo y a demás Marqués, una pregunta tan incomoda?
      Pero en el fondo, todos sabían que Raúl debería haber sido convocado. Y más con la ausencia de Villa. Si hasta había un grupo el "feisbú" que se llamaba algo así como:

      RAÚL TAMUDO SELECCIÓN

      Ese becario sabe hacer bien su trabajo. La pena es que pronto se juntará con alguna camarilla (imprescindible para medrar en los medios) y perderá esa frescura. Mientras tanto, disfrutemos de él.
      Gracias Karima por darte cuenta de quien era el verdadero protagonista.
      Firmado: El becario.

      Eliminar
    3. Ahora sí que la has terminado de liar, Miguel. :D
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Periodistas atrevidos y sagaces es lo que hace falta en el periodismo. No sé mucho de fútbol español pero me quedo a la espera de la respuesta si es que la hay.


    ¿Por qué Macondo te llamas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hay respuesta. Siempre respondo. Lo que no ha sido inmediata, porque no estaba en el blog.
      Este periodista atrevido sí, pero sagaz no me lo parece tanto. Más bien un forofo metido a informador.
      Macondo es por el pueblo de la novela "Cien años de soledad". Siempre lo he utilizado de pseudónimo en internet.

      Eliminar
  9. Hola Chema, me encatnta como lo has narrado, yo de fut. pues no mucho se que Raul es guapo, y su desempeño, pero me fui con mi hijo que es uno de sus fans, me ha explicado algo del cuarto delantero y que la vez estaba lesionado de una rodilla y que hizo no se en que Copa hizo un desplante, y lo que al final me ha dicho es que hay más jovenes que integran el equipo. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con tu hijo. A pesar de ser “raulista” entiende que es ley de vida que los veteranos tienen que ir dejando paso a los jóvenes. Si no fuera así, Maradona tendría que seguir jugando con Argentina.
      Un fuerte abrazo, Regina.

      Eliminar
  10. Bueno, ¿y qué respondió Del Bosque? ¿Qué prefería tirar de los más jóvenes y ya? No me parece propio del tipo.

    Que sepas que me decepciona un poco que alguien que siente tanto los colores, cuando por fin se encuentra solo ante un personaje así en vez de tirar de corazón tira de cabeza y rebusca en la pregunta que pueda recolocarle en la profesión en lugar de en la pregunta que él llevara toda la vida deseando hacer. Será que soy más romántica que práctica o será que yo de fútbol ni papa.

    Preguntas que se me ocurren: "¿en que preciso instante supo que el fútbol sería su vida?", "¿Qué opinión sincera le merece que nuestro gobierno le haya pedido ganar para desviar la atención del pueblo ante otros asuntos menos relevantes?"... Nada, me callo, que al final le hago una entrevista ;)

    ¡Besos, Macondito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he puesto la respuesta de del Bosque porque entiendo que no tiene importancia para lo que quiero decir, aunque por las intervenciones me estoy dando cuenta de que no he sabido hacerlo correctamente. En un momento determinado Luis Aragonés (el seleccionador anterior a del Bosque) decidió renovar el equipo y prescindir de Raúl. Casualmente (no digo que ese sea el único motivo) se ganó la siguiente competición (Eurocopa) después de 44 años sin conseguirlo. A continuación llegó del Bosque y (entiendo que inteligentemente, considerando lo bien que habían ido las cosas) mantuvo el criterio de su predecesor. Con él en el cargo se ha ganado un Mundial (el primero en la historia de nuestra selección) y otra Eurocopa. España ha ganado (sin Raúl) las tres últimas competiciones en las que ha participado.

      Dices que te decepciona un poco el entrevistador. A mí rotundamente. Precisamente pretendo reflejar en él a todos los “raulistas” obcecados que, a pesar de los resultados obtenidos, no quieren dar su brazo a torcer y reivindican la vuelta de Raúl a la selección.

      Por eso te decía al principio que, aunque el escrito haya podido gustar en la forma, ha sido un fiasco en el fondo porque no he sabido transmitir lo que quería decir.

      Besos, guapa.

      Eliminar
  11. yo soy peruana y de fútbol peruano no sé un caraxo (solo sé que perdemos siempre como país y con eso tengo para rumiar rabia por meses), así que no sé quién es Raúl (como sea guapooooooooooooo... mejor lo voy a guglear)... en fin, confesando que no sé nada del tema, el cuento como cuento me ha encantado, muy bien escrito sí señó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las chicas decís que es guapo, pero despierta también pasiones (entiendo que de otra clase) entre los hombres.
      Gracias por la flor al cuento, hermosa.
      Besos.

      Eliminar
  12. Genial, Macondo. Me ha sorpendido que el pobre becario no saliese con un "¿Qué hay de su agria polémica con Iñaqui Gabilondo?". ¿Te acuerdas de cómo le funcionó de bien a Ramón Arangüena, en sus entrevistas a famosos de medio pelo que no sabían que eran objeto de burla?

    (te cuento todo esto para que tomes aire, después de tu tesis doctoral sobre Raúl) :D

    Muy bueno, sí señor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que seré un ignorante, pero no tenía noticia de esas entrevistas. Ya me he documentado.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola! Me pasé por aquí gracias a la recomendación de Alterfines... conozco lo de Raúl y los seleccionadores aunque el fútbol no me interese, pero está bueno el relato, no me esperaba el final
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi agradecimiento a Alterfines por mostrarte el camino y a ti por tu visita. Espero que vuelvas. Estás en tu casa.
      Saludos.

      Eliminar