Cita del día



CITA DEL DÍA: "El problema cuando se busca a la mujer perfecta, es que ella probablemente está buscando al hombre perfecto" (Phil Moss).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Esa eñe no se toca


viernes, 10 de abril de 2015

La beata






"Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres,
 ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; 
ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano". 
(Parábola del fariseo y el publicano - Lucas 18, 9-14).



Cuando mis hermanos y yo éramos niños, íbamos con mis padres los domingos por la mañana a ver a mis abuelos. A las 12 bajábamos a misa a una iglesia que había a pocos metros de la casa. En una ocasión alguien se puso a mi lado y yo, pensando que quería sentarse, me aparté para hacerle un hueco. Luego me enteré de que en determinadas fechas era costumbre en aquella parroquia pasar una imagen para que la besaran las personas que se encontraban en los extremos de los bancos, pero tenía siete u ocho años y en ese momento no me di cuenta de la situación. La que sí se percató fue una vieja beata que, sentada detrás de mí, parece ser que se desgañitaba gritándome indignada: "¡Judas!, ¡Judas!..."

Supongo que esa mala zorra daría gracias a Dios por no ser tan pecadora como aquel niño que había ofendido a la imagen sagrada. Menos mal que estaba ella para desagraviarla, dándole doble cantidad de besos llenos de sus asquerosas babas, para disfrute del resto de los asistentes que quedaban por besarla.

43 comentarios:

  1. JAJAJAJA ME HAS HECHO REIR... Y TE HAS DESCUBIERTO QUE DESDE NIÑO HAS SIDO PECADOR JAJAJA

    ABRAZOS MI AMIGO
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Carlos. Desde niño ando ganándome un puesto en las Calderas de Pedro Botero para toda la eternidad. Más que nada para no encontrarme con esa vieja en el paraíso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Dios nos guarde de sus fanáticos :) Pueden ser como la multitud que arremete contra el ídolo del momento, para quitarle mechas de cabello...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Silvia. Hay amores que matan.
      Besos.

      Eliminar
  3. Jajaja!. Uno no a vivido lo suficiente si nunca se ha topado con la típica cucufata de Iglesia, tan maltrecha y entrada en años como las baldosas del templo.Un abrazo! :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que las tienes bien caladas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Como has podido robar mi ultimo retrato ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pareces como un huevo a una castaña.
      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Yo más bien creo que locos de sí mismos.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Lástima de no haber tenido un palo para darle cincuenta veces en la cabeza a la beata, a ver si así volvía a la realidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para volver a la realidad tendría que haber estado alguna vez. Me temo que no debía conocerla.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Puaaaggg, me sitúo en la última parte del post y me entra una fatiguitaaaaa.´

    Pues sí, beatonas de éstas siempre han habido, por suerte cada vez quedan menos (que todavía) y lo único que hacían era todo lo contrario a lo que creían que hacían bien.... daban un mal ejemplo que a algunos se les quitaba las ganas de ser buena persona, jajaja.

    Apretaítos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Figúrate estar currándote el paraíso como un cabrón, llegar y encontrarte a una bruja de estas para colega por toda la eternidad. Es para renunciar y pedir plaza en el infierno.
      Besos.

      Eliminar
    2. jajaja, seguro que me vería mona vestida de rojo ceñido y con un tenedor gigante en la mano... total, qué más da bruja que diablilla...

      jajaja

      Eliminar
    3. Hay brujas y brujas. Tú eres de las buenas. Además no le quites el trabajo a Nieves, de Avernolandia's

      Eliminar
    4. jajaja... no te preocupes, ya quisiera ella llevarse unos cuantos pa'bajo...

      Eliminar
    5. Sería un infierno chulo con Nieves. Por lo menos risas no faltarían.

      Eliminar
  8. Desde luego, juzgar a un niño que ni siquiera sabía lo que hacía, no habla muy bien de ella como persona. No sé dónde queda lo de "Dejad que los niños se acerquen a mí" o "No juzguéis si no queréis ser juzgados". Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la vieja debía ser niña cuando se dijo esa frase, pensaría que estaba sin actualizar.
      Con respecto a lo de ser juzgada estoy seguro de que estaría encantada de serlo, porque entendería que el resultado no podría ser otro que la felicitación.
      Besos.

      Eliminar
  9. Jajajajajaja Supongo que es una anécdota real (si no lo es debería serlo) bueno, el que fuera beata no implica que también fuera sensata. Besos infernales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Real como la vida misma. Ahí está la gracia. La gracia o lo que sea.
      Entre la sensatez y la imbecilidad hay muchos puntos intermedios.
      Besos.

      Eliminar
  10. Hereje desde la cuna!! :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creas. Era muy religioso. Las monjas felicitaron a mi madre por lo bien preparado que iba para la primera comunión a mis seis años recién cumplidos. Lo que pasa que me vino grande lo de darme cuenta que había que besar la imagen.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Supongo que los demás besucones restantes, estarían encantados de mortificarse, chupando las babas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. y tus hermanos escojonaos, como si los viera.... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy el tercero de siete, o sea que solo dos de ellos se enteraban más que yo del asunto. Recuerdo que mi padre se cabreó de no haberse enterado, porque hubiera puesto a la vieja en su sitio.
      Besos.

      Eliminar
  13. Qué curiosa historia. Es curioso lo que se recuerda de cuando se era más pequeño.
    Yo me imagino al párroco. Día tras día predicando que hay que ser benevolentes y piadosos, y luego con esta parroquiana delante sin enterarse de nada. Debe ser frustrante. Yo de pequeña también era muy creyente. Hasta que precisamente ir a la iglesia me pareció un paripé por ese tipo de gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta beata benevolente y piadosa sí que era, pero consigo misma y de sí misma. Se supone que la palabra de Dios es la misma para ella que para un misionero que entrega su vida por ayudar a los demás, pero qué formas más distintas de interpretarla.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Esas babas...pues ya ves, en mi caso, cuarta de siete, intentando frotarme la mejilla de la forma más disimulada que en esas edades unos puede!.

    Había betas que daban pellizco en la mejillas, mientras te decían lo bonita que eras, lo sepas. Y con qué fuerza, a fe mía. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira pues yo también era objeto de los pellizcos de las mujeres, pero no solo de las beatas sino en general. Parece que lo de las pecas le da un encanto especial a los mofletes. Lo narré en

      Nosotros los pelirrojos, una de mis entradas con más exito
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. La inocencia de un pequeñajo y la mente podrida de una fanática, que por cierto...fea era la pobre jajajjjaja
    Feliz tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fanática, como tú dices.
      No es foto, pero seguro que se parece a ella la imagen que he puesto.
      Que sea feliz también para ti, aunque ya es más noche que otra cosa.

      Eliminar
  16. Buenos días. ainsss pobrecito tú, niño inocente que se encuentra ante algo que no sabe qué hacer y llega la vieja a reñir, pues nada seguro que el demonio ya le ha preparado un buen sitio en el infierno por bruja!!!!
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que se confesaría de estupideces, para que el cura se percatara de lo santa que era, dejándose en el tintero su soberbia.
      Te ha salido el instinto maternal.
      Besos.

      Eliminar
  17. Y yo que creí que de niño eras de santos, procesiones y cirios. Pero ya está claro que no era lo tuyo, sino que serías una habichuela de mucho cuidado, jajaja. Hombre estaría bien que la costumbre hubiera sido que una buena moza se sentara en las piernas de los chavales.Esa beata que dices seguro que estaría poseída por Satán, y ahora seguro que está en el infierno afilándole los cuernos ¿Sabes si vive? porque podíamos buscarla y partirle las piernas.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va. No era nada de habichuela. Era buenecico, tirando a tonto.
      Aunque hierba mala nunca muere, supongo que se habrá muerto porque andaría por los 120 años.
      Otro abrazo para ti, Rafa.

      Eliminar
  18. jajajaja la imagine como en la foto ;)
    Estas coasa a dia de hoy rapido a demandar etc etc... si es que nuestra infancia, juventud etc fue diferente... me hiciste reir , besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la demandas por eso igual se cree mártir o algo así.
      Besos.

      Eliminar
  19. ¡Aggg! Esas asquerosas babas... menos mal que me has avisado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería tener indulgencia plenaria el que besara la imagen después de la vieja.
      Un abrazo.

      Eliminar