Cita del día



CITA DEL DÍA: “Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible” (George Clemenceau).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: El ascenso a cabo


martes, 28 de febrero de 2012

Juan Antonio Alcalá





Juan  Antonio  Alcalá es uno del más de medio centenar de periodistas deportivos que acompañaron a Paco González en su salida de la SER  a la COPE. Comparte con Joseba Larrañaga la responsabilidad de El partido de las 12 que, como su nombre indica, se emite en la medianoche y hasta la 1,30 aproximadamente. De lunes a jueves está Alcalá y el fin de semana Larrañaga.
A quienes recordamos los inicios de Alcalá en la otra cadena, donde llegó a decir que su vocación había sido la de periodista pero su sueño trabajar en la SER, en  el más benevolente de los casos nos hace gracia verlo liderar el eslogan “donde nos gusta estar” de su nueva casa, presumir de sus valores cristianos de toda la vida y acompañar el “hasta mañana” de su despedida con un “si Dios quiere”.

Siempre he pensado que el buen entrevistador es el que, manteniéndose en un segundo plano, sabe sacar lo mejor de sus entrevistados. No puedo soportar al que busca por encima de todo su propio lucimiento. Al que aprovecha cualquier ocasión para manifestar sus gustos personales, que a nadie importan, o trata de epatar alardeando de cultura y sensibilidad. Al que cierra el programa presumiendo de lo bien que le ha quedado. A Alcalá.
Parte de la base de que por su condición de periodista tiene derecho a ser impertinente y por su condición de impertinente tiene derecho a ser subjetivo. Cuando tiene alguien enfrente que no le cae simpático, sobre todo si no le adornan muchas luces, saca esa vena de enfant terrible de la que parece sentirse tan orgulloso. Quiso hacer famosas, cuando estaba en la SER, sus persecuciones micrófono en mano a Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol. Pero tampoco rehuye la confrontación con personas más inteligentes. Recuerdo como especialmente patética la entrevista de hace unos días a Javier Clemente, con motivo de su presentación como entrenador del Sporting de Gijón, en la que se acompañó de Juanma Castaño, otro que tal baila cuando se pone borde. Ganó puntos mi opinión sobre el técnico de Baracaldo, en detrimento de la pareja entrevistadora.

En la SER colisionó con el que entonces era su jefe, José Ramón de la Morena. Quizá el carácter de ambos tiene demasiados puntos en común para que pudieran llevarse bien. Uno de ellos es que, aunque traten de disimularlo, a los dos les va el morbo más que a un tonto un lapicero. En la reciente publicación de las memorias de Arancha Sánchez Vicario, en las que narra los motivos por los que no se relaciona con ninguno de los miembros de su familia, Juan Antonio Alcalá se refocilaba pensando en la entrevista que iba a salirle. La extenista debió pensárselo mejor y terminó declinando la invitación a última hora. El periodista tuvo la deslealtad con los oyentes de no comentarlo hasta después de la publicidad y el descaro de decir que se alegraba, porque le disgustaba hurgar en este tipo de heridas.

Su obsesión son los titulares y, sobre todo, las primicias informativas. No es especialmente escrupuloso en comprobar la veracidad de las mismas, por lo que en más de una ocasión ha metido en auténticos berenjenales a sus empresas y compañeros.

Parece que la audiencia de El partido de las 12 no termina de ser tan buena como se esperaba. Quizá al oyente le esté costando asumir el cambio semanal entre dos personalidades tan distintas. Cuando se ha acostumbrado a la naturalidad de Larrañaga, se ve obligado a encajar la artificiosidad de Alcalá. Pero saldrán adelante. Cuentan con el respaldo de un grupo de grandes profesionales que, aglutinado en torno a Paco González y Pepe Domingo Castaño, funciona como una auténtica familia.
 




NOTA:

Tenía escrito este artículo desde hace unos días para sacarlo hoy a la luz, cuando me encontré anoche con una entrevista de reconciliación de Alcalá y el presidente de la Federación Española de Fútbol en El partido de las 12, tras mucho tiempo sin tratarse. Alcalá moderando alguna pregunta de otro compañero que pudiera molestarle y Villar respondiendo con una cierta soltura, impensable hace unos años. Ver para creer.


3 comentarios:

  1. La verdad es que deberías hacer más entradas de este tipo, te quedó muy bien, nada, aquí curioseando en entradas viejas ya ves :D

    Este tipo nunca me cayó bien, hace muchos años él y su jefe de entonces, De la Morena, la tomaron con Abraham Olano, no sé por qué, seguro que por no seguirles el juego, le criticaban por haber sido "solo podium en el Giro", por no hablar de una vergonzosa persecución a su mujer en un hotel, prácticas casi mafiosas.

    En fin, que felicidades mozo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lujo para mí que leas entradas antiguas de mi blog y, además, que las comentes.
      Es evidente que a mí tampoco me cae bien Alcalá. De hecho metió contundentemente la pata un par de veces y, como fue con el Madrid y con el Barça de por medio, ya no está en el programa.
      Muchas gracias.

      Eliminar
    2. La cosa es que tengo la seguridad de que esta entrada la había visto ya :D en fin, que no hay que dar las gracias, las cosas se leen cuando te gusta leerlas.

      Eliminar