Cita del día



CITA DEL DÍA: "El problema cuando se busca a la mujer perfecta, es que ella probablemente está buscando al hombre perfecto" (Phil Moss).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Esa eñe no se toca


viernes, 24 de marzo de 2017

Violencia de bañera





 
Una de mis hermanas tuvo uno de los tan frecuentes accidentes de cuarto de baño, cayéndose aparatosamente en la bañera. Aunque no parecía haberse roto nada, su marido le vió un golpe tan fuerte que la convenció para que fueran al hospital. Una vez allí, mientras mi cuñado se quedaba esperando, la metieron en una habitación para hacerle un reconocimiento. Al principio  le  sorprendió que le hicieran unas preguntas tan extrañas, hasta que cayó en la cuenta de por dónde iban los tiros y les dijo:
—Les agradezco su preocupación, pero el golpe ha sido tal y como se lo hemos descrito. Pueden tener la seguridad de que si el responsable hubiera sido mi marido le hubiera pegado tal  hostia que el atendido hubiese tenido que ser él.

Desgraciadamente esas preguntas hay que hacerlas, porque no todas las mujeres tienen maridos normales como mi hermana.  Todo empieza por perdonar la primera bofetada, pensando que no volverá a ocurrir. Por pensar que a los niños se les hace un favor aguantando. Por creer que en el fondo no es mala persona.  Por sentirse culpable, en vez de víctima. 

Poner tierra de por medio con el  malnacido que te ha tocado en suerte es la única solución. Llamar al 016 puede ser el primer paso. 

Mi solidaridad con las mujeres que sufren violencia.


69 comentarios:

  1. 016!!!!

    Buen post.
    Y muy necesario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente esas preguntas deben hacerse... Cuantas alegarán una caida en la bañera para ocultar su infierno.

    Besos !!

    ResponderEliminar
  3. Las preguntas son necesarias, aunque muchas mujeres, incluso cuando has conseguido sacar al marido de la consulta, se niegan a reconocer el maltrato.
    Mi solidaridad siempre con ellas y sus hijos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta llegan a sentirse culpables.
      Besos.

      Eliminar
  4. Por desgracia es un tema que parece ir aumentando y una de las formas de prevenirlo es con la educación, tanto a niñas para que no aguanten como a niños para que no sean unos monstruos maltratadores.
    Hace unos años por mediación de un concurso literario tuve una comida con un grupo de mujeres que habían sido maltratadas y que afortunadamente habían salido de aquel infierno, y la mayoría me decían que mientras les estaba sucediendo eran conscientes del problema pero no eran capaces de poner la solución, sabían que no debían soportar aquello y no lograban dar un primer paso, por eso hay que ayudar porque a veces solas no pueden. Otras, afortunadamente, pueden y lo hacen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ha ocurrido siempre, lo que pasa que actualmente nos enteramos más.
      Está claro que es muy imporante la educación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es necesario poner el foco en este tema.
    Conozco un caso en el que efectivamente poner tierra de por medio fue la única solución.
    Bien Chema por hacer hincapié.

    Buen fin de semana y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los granos de arena son poco.
      Buen fin de semana también para ti, Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  6. Durísimo tema, tan duro como los golpes recibidos. No juzgo quien soporta golpes, tendría que estar en sus zapatos para entender y eso nunca será por obvias razones.

    Si el golpeado hubiese sido el marido no cabría ninguna pregunta. Creerían a pie juntillas que se golpeó en la bañera. No les pasaría por la cabeza que la mujer lo hubiese golpeado (ni él lo diría).


    Abrazo Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es deplorable la violencia hacia cualquier lado, pero el que haya algún marido maltratado no quita importancia al problema de que haya muchas mujeres maltratadas.

      Eliminar
  7. La Biblia dice:
    "Mas vale vivir en choza miserable que en palacio con mujer pendenciera"

    Y esto vale también para las mujeres

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. No sé si dice eso la Biblia, pero no veo qué tiene que ver con el maltrato a las mujeres. ¿Que haya mujeres pendencieras quita importancia a que haya mujeres maltratadas?

      Eliminar
    3. Si me permites, Macondo, Chaly termina su comentario diciendo "Y esto vale también para las mujeres", es decir, que más vale vivir en choza miserable que en palacio con hombre pendenciero.
      Creo que su intención es precisamente dar a entender que la frase de Biblia es injusta.

      Eliminar
    4. Tienes razón. Gracias por la aclaración y mis disculpas a Charly por la mala interpretación de sus palabras.

      Eliminar
    5. Pollas en vinagre (comida zaragozana, que es lo mismo que contigo pan y cebolla), qué mujer más lista

      Eliminar
  8. Y la mia, con las mujeres y hombres que sufren violencia, bueno, pensándolo bien, con todos los seres humanos y animales que sufren violencia, porque los pobres niños...y los perros...anda que... :(
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que hay más seres que sufren violencia, aunque en este momento se esté hablando de mujeres.
      Salud y abrazo, Genín.

      Eliminar
  9. Es una pena que haya que hacer esas preguntas pero hay que hacerlas. Nunca hablo de esto pero hubo una vez que perdoné la primera. Lo que sí te puedo asegurar es que no hubo una tercera.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos solo te confundiste una vez y no hacerlo la segunda tiene todavía más mérito.
      Besos.

      Eliminar
  10. El problema de la violencia, por desgracia está a la orden del día y la mayoría de los profesionales, saben de sobra como tienen que actuar en los casos donde hay dudas sobre las lesiones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es evidente que es así. Todos los ojos son pocos para estar encima de un problema que resulta incomprensible en pleno siglo XXI.
      Saludos, Matías.

      Eliminar
  11. Tres cosas quisiera decir al filo de este texto, que es para enmarcar.

    Primero, que es alarmante que los jóvenes, que en teoría tendrían que estar más concienciados, reproduzcan -ellos y ellas- patrones machistas de comportamiento. El maltrato no se puede justificar jamás, pero por ahí se empieza, entre otras muchas razones. Como se ha dicho más arriba, el respeto tiene que primar en cualquier relación, ¿por qué fracasan, entonces, los sistemas educativos que promueven la igualdad? ¿O es que fallamos nosotros como ejemplo contradictorio? En fin, no quiero extenderme demasiado.

    Segundo, si todos los hombres fueran "normales" como tu cuñado, el mundo sería un paraíso.

    Tercero, me dan auténtico pánico los accidentes en el baño. Soy, en esta cuestión, una maniática. Lo dejo ahí para que lo recoja el hospital de turno, si es que alguna vez me toca... ¡¡¡Dios no lo quiera!!!

    Besos, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que algo está fallando en la educación machista que se sigue dando a los hijos actualmente. Y en esta educación meto en el mismo saco a padres y madres.
      Besos, Sara.

      Eliminar
  12. Buena entrada Macondo, la indagación tal y como dices aún debe hacerse y mucho, porque hay mucho desgraciado que cree que las mujeres son objetos de su propiedad. Bien por la respuesta de tu hermana pero la pena es que aún hay muchas mujeres que creen que se merecen esos golpes y desprecios que reciben.

    Quiero creer que la educación, insistir y educar a nuestros hijos en el respeto por los otros y la igualdad de hombres y mujeres algún día eliminará esta lacra. Aunque me preocupa como dice Sara que hay jóvenes que están reproduciendo comportamientos muy machistas, a esas chicas y chicos se les debería repetir hasta la saciedad que ni los celos ni el control ni la violencia significan que el otro te quiera, aquellos que te quieren nunca te hacen daño.

    Uy lo siento Macondo me ha salido una parrafada pero es un tema que me indigna, me molesta que por el sexo, por la religión o por el color de la piel nos creamos con derecho a discriminar al otro.

    Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te has excedido en absoluto. Al contrario, gracias por poner el dedo en la llaga.
      Besos y buen fin de semana también para ti, Conxita.

      Eliminar
  13. Buf terrible este tema que has tratado, pero que por desgracia está a la orden del día la violencia de género y cualquier tipo de violencia.

    Mejor hacer el amor que no la guerra.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prediquemos con el ejemplo haciendo el amor más veces.
      Besos.

      Eliminar
  14. Pobres mujeres, están bastante desamparadas yo conocí un caso.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que se ha avanzado mucho, pero todos los días los medios de comunicación se hacen eco de noticias que indican lo mucho que queda todavía por recorrer.
      Besos y buen finde también para ti, Celia.

      Eliminar
  15. Ojalá muy pronto ese tipo de comportamientos pasen a la historia. Apuesto por la igualdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así, aunque me temo que el camino que queda es muy largo todavía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Esta es una plaga que tiene mal arreglo mientras la "justicia" no se involucre con mas claridad... Queda mucho por hacer... Eso es obvio
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falta una involucración general, partiendo de la educación recibida desde la más tierna infancia.
      Un abrazo, Ildefonso.

      Eliminar
  17. Ojalá todo eso acabase pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, aunque hay demasiado que corregir para que así pueda sudecer.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Aún tengo grabado en las retinas las imágenes de una cria no más de 16/17 años... qué paliza la dio y ella se agarraba a él pidiéndole perdón, pidiéndole que no la abandonara... se me ponen los pelos de punta. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí leyéndote. ¿Qué puede pasar por la cabeza de esa criatura para reaccionar así?
      Besos.

      Eliminar
  19. Muy buena entrada, Macondo. Y muy necesaria, visto lo que ocurre. Seguro que siempre ha pasado, pero ahora nos enteramos más. Tiene que ser muy difícil en algunos casos salir de ello. Yo hace muchos años tuve una chica en casa muy jovencita, se acababa de casar y ya venía con morados. Su propia madre la decía que le perdonara, que estaba mejor con él que sola y le justificaba. Fue terrible. Nos acabó dejando porque no quería oír me más. La ofrecí ayuda, quedarse a vivir con nosotros... Per nada, siguió con él.
    Un horror, pero hay que ponerse en sus vidas, educación, etc para poder medio entenderlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que uno de los motivos por los que resulta tan complicado atajar el problema es lo difícil que resulta comprender, no solo entender a quienes maltratan sino también a quienes son maltratados y creen que lo mejor es aguantar.
      Besos.

      Eliminar
  20. Es un tema que me espanta y me indigna.

    Me alegro de que tu hermana no se hiciera pupa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan viejo como el ser humano. Lo único bueno es que hay una concienciación social como nunca, aunque eso no es suficiente.

      Eliminar
  21. Si es que tienes unas hermanas que da gloria conocerlas. Valientes y bravías.
    Será por eso que ellas tienen un hermano que es un amor.
    Imposible no admirarte, Macondo.
    De verdá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a mí se me puede envidiar (por mis cuatro hermanas) más que admirar, pero muchas gracias de todas formas.

      Eliminar
  22. Has tocado un tema candente de actualidad. Aunque el problema viene de lejos, en la actualidad se muestra más por las noticias de los medios y quizá se vaya concienciando a la gente.
    ¡Tremendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo es algo, aunque queda mucho camino por recorrer.

      Eliminar
  23. Yo estoy en contra de todo tipo de violencia. Aunque a mi jamás me pueden hacer responsable de un golpe. Porque yo fuerza física no tengo ni media hostia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es tan importante la psicológica como la física.

      Eliminar
  24. Muy cierto lo que dices con relación a la única opción que hay ante el maltrato: irse pidiendo ayuda. Pero a veces la economía personal de la maltratada, pero sobre todo la educación recibida o adquirida es la causa del aguantar.

    Y olé por la respuesta de tu hermana, postura valiente que no siempre se puede tener.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta inaudito que una situación económica dependiente obligue a aguantar situaciones de este tipo. Debería haber ayudas para que estas personas pudieran rehacer sus vidas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. En Argentina el Ni una menos se hace oír fuerte, pero intensificó la violencia. Es como si los tipos dijeran: así que Ni una menos... tomá, ahora andá a la marcha con razones. Estamos viviendo tiempos muy enfermos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si estos tiempos son más enfermos que otros o es que ahora salen a la luz más cosas, pero la situación es lamentable.
      Saludos.

      Eliminar
  26. tal cual, mi prima llevo a mi sobri al hospi, y lo mismo.. no le dejaban ni verla.. mi prima siempre dice que fue un momento muy amargo.. pero que cuando ya estaba fuera lo entendió..

    nosotros no veas, vamos a la piscina con mil ojos.. ahí los chavales en bañador se ve mucha más carne.. y también hacemos preguntas.. es lo malo, existir el maltrato existe, y muchas veces, yo no entiendo del tema, pero diría que la mayoría.. las victimas no tienen suficiente fuerza para alzar la voz.. y tenemos que ser los de alrededor quienes hablemos por ellas.. no hay más...

    y no, no me gustaría ser médico y equivocarme, dejar "libre" a un paciente, y no haberme asegurado lo más posible de que no pasa nada más que una caída de bañera..

    hace ya muchos años llevé a un chaval al hospi, por una "caída de bañera" y aprovechamos, pillé al médico por banda, entre los dos nos saltamos todos protocolos... y pudo hacer un informe el mozo.. se inventó pruebas que de otra forma no había hecho.. y pues eso.. la cosa es que los de al lado somos los que tenemos voz.. y está para emplearla... porque cuando eres victima, ni ves ni oyes..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu enriquecedora explicación, hermosa.

      Eliminar
  27. Muy buena entrada Chema.
    Ojalá todos estuviéramos con los ojos abiertos, aunque en principio no lo entendamos, porque a veces hasta que te pasa de primera mano o muy cerca, comprendes que las preguntas son necesarias.
    Bien por tu hermana y su hombre normal. :D

    Besosssssssssssss =))))

    ResponderEliminar
  28. Suscribo lo que dices sobre la violencia de género, pero hago unas anotaciones:

    Un conocido profesor universitario trató de mediar en una discusión violenta entre un hombre y su pareja. El hombre le golpeó. El profesor fue al hospital y estuvo en coma dos meses. Murió siete años tras varios derrames cerebrales. La chica no denunció a su macarra, (que murió no mucho después de una sobredosis). Conclusión: Si oigo en mi vecindario ruidos de un altercado de pareja, no pìenso intervenir.

    Cuando se encuesta a las mujeres y se les pregunta cómo es su pareja ideal, la mayoría hablan de hombres educados, atentos, respetuosos, cultos, etc. Pero en la práctica, a la hora de ligar escogen al más macarra, al más bruto, al más "viril". Es un fenómeno que los sociólogos conocen bien. Lo llaman "el efecto nice guy" (https://en.wikipedia.org/wiki/Nice_guy). Conclusión: Si las chicas escogen al más macho, que no me pidan socorro cuando empiecen los tortazos.

    Conclusión general: Los hombre son como las mujeres quieren que sean, por razones puramente darwinianas. Si la mayoría de las mujeres rechazaran sistemáticamente a los hombre agresivos, el comportamiento de éstos se adaptaría para mejorar su electividad, y con el tiempo los hombres serían menos agresivos con las mujeres.

    Como decía Eliza Doolittle, "Have I said anything I oughtn't?"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco el caso del profesor universitario y los de las chicas que les gustan los hombres como dices, pero en ningún momento he dicho que la culpa de la violencia de género esté en los hombres. Creo que sobre todo es un problema de educación (de hombres y mujeres). Considero que hay por lo menos tanto machismo en las mujeres como en los hombres, lo que no me lleva a pensar que las cosas están bien como están porque las mujeres se lo tienen merecido.

      Eliminar
  29. Me sumo a un rotundo NO a la violencia doméstica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no podía ser de otro manera conociéndote.

      Eliminar
  30. No a la violencia de genero de cualquier tipo, pero ojo de toda, y no solo de la mujer. Muchos hombres también son maltratados por mujeres, y de estos se habla muy poco.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo hay en la viña del Señor, pero la violencia física de la mujer hacia el hombre no es habitual. Otra cosa es la psicológica.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  31. Cuidado, que también la hay del otro tipo... y esa "no se ve" :-)

    También pasa cuando llevas al churumbel al médico y está lleno de moratones. Empiezan a revisarlo y te miran de arriba abajo con cara de inquisición.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, estoy con Rafa Hernández. De eso precísamente trata mi último libro :-)

      Eliminar
    2. Es verdad que existe también de las mujeres a los hombres, pero la física es mucho menos frecuente.
      Las que hacen mucho daño a las mujeres que de verdad la sufren son las que, no sufriéndola, la simulan aprovechándose de la concienciación social que afortunadamente se está despertando.

      Eliminar