Cita del día



CITA DEL DÍA: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros” (Groucho Marx).


domingo, 15 de septiembre de 2019

Refranuevo (99)



Reinvención de sentencias del refranero tradicional
Refranero tradicional
Refranuevo



Dejemos padres y abuelos; por nosotros seamos buenos.
Es mejor ser de familia buena que de buena familia.

***

Con buen maestro, bien se aprende.
No enseña mejor el que tiene más conocimiento, sino el que sabe ponerse al nivel del que está aprendiendo.

***

Consejos sin ejemplo, letras sin aval.
No castigues a tu hijo por beber cuando vayas borracho.

***

Con pasteles de esperanza, nunca se llena la panza.
Si los pasteles de Esperanza nunca llenaban la panza, sería porque los haría muy bajos en calorías.

***

En Madrid, con ser Madrid, y su población tan grande, sale el sol por la mañana y se pone por la tarde.
Igual da ser de Madrid, Barcelona o Albacete: conviene usar el condón cuando te eches un casquete.

***

Dinero mal prestado, en el lomo de un venado.
Acabas de vender tu coche porque necesitabas dinero; ahora me pides un préstamo para comprarte uno nuevo.

***

Desde lejos te escribo y desde cerca no te visito.
Lo mejor para ver a los seres queridos con más frecuencia es marcharse a vivir al extranjero.

***


46 comentarios:

  1. Me muevo en ese mundo y cuanta razón tienes en que no enseña mejor el que más sabe, sino quien mejor sabe enseñar. Hoy, todos nos dejan una buena reflexión!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente que sabe mucho, con frecuencia no es capaz de ponerse a la altura de quien está aprendiendo, dando por sabidos unos conocimientos que no tiene.
      Besos.

      Eliminar
  2. El último es demoledor y me temo que es un fiel reflejo de la realidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si viviendo en el extranjero vienes una vez al año, es obligada la visita; sin embargo sucede con frecuencia que, estando en el mismo lugar, pasa ese año sin haber encontrado el momento para quedar.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Los pasteles de esperanza hacen vivir alegre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de Esperanza son más reales, aunque los haga bajos en calorías.

      Eliminar
  4. Pues mira, me ha llamado la atención el segundo, el del maestro. Por dos razones, la primera porque tienes toda la razón y la segunda porque acabo de publicar una entrada sobre ese tema también. Que pases feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para saber enseñar indudablemente hay que saber, pero con frecuencia es mejor que enseñante tenga más facilidad para transmitir sus conocimientos cuando no están muy por encima de la persona a la que pretende trasmitírselos.

      Eliminar
  5. No te creas que este último es nada exagerado... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  6. " Con buen maestro, bien se aprende ", así es y... " Cuando el alumno esta listo es cuando el maestro aparece ".

    Abrazos!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. "Lo mejor para ver a los seres queridos con más frecuencia es marcharse a vivir al extranjero". Los funerales tampoco fallan. Nos seguiremos viendo con más frecuencia ahí, a no ser que de pronto a la gente ya no le dé por morirse más.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el motivo para no verse es que no se muere la gente, se puede dar por bueno.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Qué buenos todos.
    El último es muy real, yo veo más a los famiiares del pueblo de os Picos de Europa o los de Bilbao que a algunos que viven a dos calles, que nos mandamos whatsapp y no nos vemos.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marigem. Feliz regreso
      Muchas gracias.
      Ya veo que en el último coincidimos muchos.
      Feliz semana también para ti.

      Eliminar
  9. Estoy de acuerdo que hay que ponerse al nivel del que está aprendiendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. El último se está poniendo muy de moda :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me gustan todos, pero el último y el del borracho, están muy bien.

    ResponderEliminar
  12. Ya por fin llego... Hola Macondo , me han gustado mucho pero el del borracho es el que más me gusta , si el padre no predica con el ejemplo que crees que ara el hijo , te deseo una feliz semana , gracias por pasar a visitarme eres un cielo , besos de flor.

    ResponderEliminar
  13. Todos son sabios consejos, pero diría que el más práctico es el del condón, jajaja. Y aun así hay muchos jóvenes que no lo siguen. Será que no conocen tu refranero, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi refranero, de momento, lo conocéis los tres ouatro que me hacéis el honor de visitarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Sí amigo, es mejor ser familia buena...
    Todos llevan su punto de sabiduría, mi felicitación Macondo por tu trabajo.
    Recién llegada ya, vengo a leerte, es un placer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que hayas tardado tan poco tiempo en venir a visitarme.
      Bienvenida.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hola Chema todos geniales aunque destaco el primero y el último .
    Mis felicitaciones por la perseverancia en esto de los nuevos refranes, tu capacidad de imaginación con este tema es grandiosa.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
  16. Primero, segundo y último son de traca, en general: TODOS, jeeeeeee...no ni ná.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué verdad tan verdadera es el último refrán! Parece que la cercanía del familiar es una invitación a procrastinar la visita.
    El del casquete, otra Verdad con mayúscula.
    Respecto al refrán del profesor, no hace mucho leí a un divulgador científico que tu teoría no la puedes explicar a tu abuela y que ella lo entienda, es que es o una mala teoría o tú mismo no la entiendes. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes cerca al ser querido siempre puedes encontrar un momento, que siempre terminas difiriendo; sin embargo, cómo vas a venir a tu ciudad y no vas a quedar con él.
      Lo que tú dices de la abuela, yo lo tenía atribuído a Einstein, aunque no sé si será cierto: "No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela" (Albert Einstein).
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  18. ¡Cuántas verdades! El de enseñar es mi favorito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto. Yo incluso diría que cuanto más se sabe resulta más complicado ponerse a la altura de los alumnos, porque se dan por sabidas muchas cosas que ellos no conocen.

      Eliminar
  19. Pues mi tía Esperanza hace unos tocinitos del cielo buenísimos.
    Pobres los de Albacete, es lo que tienen los topónimos con mala rima, como Torrelodones, que saca el poeta que todos llevamos dentro.
    Saludos, Macondo!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tía Esperanza no escatimará en calorías.
      De todos es sabido que Albacete rima con "palacete".
      Saludos.

      Eliminar
  20. “No enseña mejor el que tiene más conocimiento, sino el que sabe ponerse al nivel del que está aprendiendo”

    Se me presento un problema y fui en busca de asesoramiento, uno me dio un folleto y me dijo: “ahí está todo explicado” No le dije que ya tenía el dichoso folleto. Fui en busca de otro y ese al escuchar mi pedido me respondió en voz alta —para que todo el personal escuche— que era fácil y me entrego el folleto. Mire a mi alrededor desolado y ahí veo a un nuevo ingeniero, me acercó y le explico mi problema, él en voz baja me dice que el folleto está equivocado en un papel anota una formula, zas mi problema resuelto.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para dar un folleto no hacen falta muchos conocimientos. Por eso lo entregaban sin darse cuenta de que estaba equivocado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Me ha gustado el que tiene mas conocimiento y es que la empatia y ponerse en lugar de otro es lo más importante creo yo.

    Y el último bien cierto es.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Gracias por tu opinión, María.
    Besos.

    ResponderEliminar