Cita del día


CITA DEL DÍA: "Un filósofo que no podía caminar porque pisaba su barba, se cortó los pies" (Alejandro Jodorowsky).

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Las máquinas de escribir


miércoles, 30 de mayo de 2018

Versos polisémicos (49)






Al estar enamorados,
como se nos va la olla,
saciamos nuestro apetito
comiendo pan y cebolla.

oOo

El cirujano hoy ha hecho
dieciséis operaciones:
dos de nariz, cuatro sumas
y diez multiplicaciones.

oOo

Tras hacer votos vivió
a la oración dedicado.
Saco adelante al sujeto
y al verbo del predicado.

oOo

Los papas son en la Iglesia
personas muy veneradas,
aunque en Canarias los cuezan
con vapor de agua salada.

oOo

Sale a la pizarra y una
parábola ha dibujado.
Observándola enseñanzas
morales hemos sacado.

oOo


Polisémicos (48)                                    Página principal                                    Polisémicos (50)

viernes, 25 de mayo de 2018

Veinte años separados

REEDICIÓN (edición: 05/10/2012)






Parece que fue ayer y ya va para veinte años. La verdad es que lo hicimos de manera ejemplar. De mutuo acuerdo. Sin rencores. Hubo un amago dos años antes, pero terminaron pesando los recuerdos. Volvimos cuando aún no habían transcurrido seis meses, pero nos dimos cuenta enseguida de que lo nuestro estaba más que sentenciado. Se había perdido la ilusión de los primeros años. La costumbre era un argumento demasiado frágil para seguir dándole consistencia a nuestra unión. Todo lo que fuera prolongarla demasiado iba a ser perjudicial para que pudiéramos terminar como los buenos amigos que somos actualmente.

Nunca he sido precursor de nada y mucho menos lo fui de niño. Todos mis compañeros del equipo hablaban de sus experiencias, mientras yo seguía manteniendo que lo único importante en esta vida era jugar al fútbol. Llegó un momento  en que la situación se hizo insostenible, porque tampoco quería que dudaran de mi hombría.

Mi relación contigo fue egoísta al principio, porque te utilicé para reafirmarme como macho cuando todavía no habías empezado a gustarme. Aunque nuestras primeras prácticas no  fueron precisamente satisfactorias sí que me sirvieron para salir airoso en las conversaciones de vestuario, antes de que fuéramos a encontrarnos con nuestros padres que venían a buscarnos. Me adornaba todo lo que podía, como  supongo harían también mis colegas.

Estaba cantado que tú y yo íbamos a terminar formalizando relaciones. A ti parecía venirte bien cualquier cosa que sucediera con nosotros, por lo que dejabas que fuera yo el que decidiera al respecto. Mis incertidumbres del principio se fueron disipando, hasta que llegamos a hacernos inseparables. Todo fue mucho más sencillo cuando dejamos de depender de nuestros progenitores para desplazarnos. Vosotras pudisteis incorporaros al grupo de amigos y a nuestros planes. Sin embargo, cuando llegaba a casa, te echaba en falta continuamente. Por eso recuerdo con especial ilusión el día en que mi padre, poniéndose trascendente, me dijo que sabía de nuestra relación y que podía llevarte siempre que quisiera.

Compartí contigo mis veinticinco años más felices. El plan más atractivo carecía de sentido si tú no estabas a mi lado. No entendí el significado del verbo necesitar hasta que entraste en mi vida. Y hasta que saliste. Al principio fue duro, aunque me ayudara el convencimiento de que la decisión tomada había sido la correcta. Aún así no he dejado de pensar en ti un solo día de estos veinte años. Al principio con verdadera añoranza. Ahora ya con la serenidad que da el paso del tiempo.

Tengo que contártelo, aunque entenderé si me mandas al carajo. Llevo pensándolo desde hace unas semanas. Todavía es demasiado pronto, pero me gustaría compartir contigo los últimos años de mi vida. Cuando ya no vayan a acusarte de hacerme daño ni a mí de irresponsable, porque unos meses de más o  de menos ya no tengan importancia. Cuando pueda entregarme a ti sin complejos, mi amada cajetilla de cigarrillos.


lunes, 21 de mayo de 2018

Versos polisémicos (48)






Al  no ser grande ni chica
la banda que separaba
los carriles de ida y vuelta,
mediana se le llamaba.

oOo

Cuando  sembró hierbabuena
se encontraba tan contenta
que al no parar de mentarla
se le empezó a llamar menta.

oOo

En el menú de pantalla
varias opciones me dan.
Hay primeros y segundos,
pero los postres no están.

oOo

El motivo por el cual
el paraguas siempre cojo
es porque tengo una novia
con una nube en el ojo.

oOo

El nudo de ese problema
de frente  hemos abordado.
Como no era más que un lazo
muy pronto se ha disipado.

oOo


Polisémicos (47)                                    Página principal                                    Polisémicos (49)

jueves, 17 de mayo de 2018

Versos polisémicos (47)






Le dije que me enmarcara
la naturaleza muerta.
Vengo y me la ha colocado
en el marco de la puerta.

oOo

Apple, Google, Coca Cola,
Toyota, Samsung, Adidas
Zara, la de la cesárea…
son marcas muy conocidas.

oOo

Con tanta masa de gente
como aquí se ha presentado,
he hecho unas empanadillas
y bien ricas me han quedado.

oOo

Creí que el jaque era mate
y le ganaba a Ramón,
pero apareció su alero
y me puso un buen tapón.

oOo

Aunque sea por la iglesia
civil será el matrimonio
y los novios estarán
muy guapos con el tricornio.

oOo


Polisémicos (46)                                    Página principal                                    Polisémicos (48)

domingo, 13 de mayo de 2018

Versos polisémicos (46)






Para conservar la línea
lleva una dieta muy austera.
Curva es la línea que luce
de barriga cervecera.

oOo

Al ciego, los de la ONCE,
le  han  comprado un labrador.
Se desorienta a menudo,
pero es  un gran arador.

oOo

Libros de caballerías
no te empeñes en buscar,
porque para tener libro
es necesario rumiar.

oOo

Tu descalificación
no me ha causado sorpresa.
Ten en cuenta que ganaste
usando una llave inglesa.

oOo

Mi primo el anestesista
se ha comprado dos locales,
pero no los utiliza
para anestesias totales.

oOo


Polisémicos (45)                                    Página principal                                     Polisémicos (47)

miércoles, 9 de mayo de 2018

Versos polisémicos (45)






El director de mi banco
se toma tanto interés
que me está cobrando el nueve
y estaba pagando el tres.

oOo

Desde que me he puesto enfermo
de dinero voy muy mal,
porque todos mis ingresos
los hago en el hospital.

oOo

La presentación del libro
no tiene muy buen cariz,
porque se sigue metiendo
el índice en la nariz.

oOo

Se compró en la  mercería
un juego de seis botones.
Le gustaría jugar,
pero no lleva instrucciones.

oOo

Es mi cuñado Aniceto
persona de mucho juicio,
porque rara es la semana
que no tiene algún litigio.

oOo


Polisémicos (44)                                    Página principal                                    Polisémicos (46)

sábado, 5 de mayo de 2018

Versos polisémicos (44)






Mi primo  el de Barcelona
vive muy bien de su hacienda.
Es inspector consagrado
en labores de jodienda.

oOo 

Un refrán dice que en todas
las partes se cuecen habas,
pero es que los tontos de ellas
se cuecen a calderadas.

oOo 

Mi padre compró una finca
que parece un secarral
y quiere que árboles haya,
por lo que pondrá un hayal.

oOo 

Quieren ser hospitalarios
y lo han entendido mal.
Cuando ven a un forastero
lo llevan al  hospital.

oOo 

El  profe de economía
un hueso nos ha salido.
No  sabemos si dejarlo
o ponerlo en el cocido.

oOo


Polisémicos (43)                                    Página principal                                    Polisémicos (45)