Cita del día



CITA DEL DÍA: “La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo” (Richard Steele).


lunes, 27 de julio de 2020

La gallina Marcelina (cuento)

REEDICIÓN (edición: 17/06/2016)
 



CUENTO CLÁSICO REINVENTADO


La gallina Marcelina vivía en una granja rodeada de otros animales. Un día se encontró unos granos de trigo y, en vez de comérselos, decidió sembrarlos. Acudió a pedir la colaboración de sus mejores amigos para realizar la tarea:
—¿Quién me ayuda a sembrar estos granos de trigo?
—Yo no —dijo el pato.
—Yo no —dijo el gato.
—Yo no —dijo el perro.

La misma respuesta recibió cuando tuvo que regarlos, recolectarlos, llevarlos al molino, molerlos y amasar la harina. Cuando llegó a sus amigos el buen olor del pan recién salido del horno, acudieron a casa de Marcelina y ella les preguntó:
—¿Quién quiere probar este delicioso pan?
—Yo no —dijo el pato.
—Yo no —dijo el gato.
—Yo no —dijo el perro.
A lo que la gallina les respondió:
—Sois tan cabrones que hasta la moraleja del cuento me habéis jodido.


lunes, 20 de julio de 2020

Los siete cabritillos y el lobo (cuento)

REEDICIÓN (edición: 10/06/2016)





CUENTO CLÁSICO REINVENTADO


Educados como estaban los cabritillos en la lectura, se empapaban de todos los cuentos que caían en sus patas. Ese fue el motivo por el que cuando desde el otro lado de la puerta de su casa una voz dulce les dijo que era su madre, enseguida sospecharon que el lobo había hecho uso de unos cuantos huevos para aclararse la garganta y engañarles. Cuando le pidieron que les enseñara la pata y vieron que era blanca como la nieve, intuyeron con agudeza que estaba así porque había sido espolvoreada con harina. El caso es que era su madre de verdad y como no le abrieron llegó el lobo y se la comió. Cuando lo encontraron dormido y le abrieron la barriga para rescatar a la cabra vivita y coleando, no encontraron más que un trozo de carne bien masticado y medio digerido.


miércoles, 15 de julio de 2020

El gato con botas (cuento)

REEDICIÓN (edición: 07/06/2016)




CUENTO CLÁSICO REINVENTADO
 

Se lamentaba el hijo menor de un humilde molinero de que le hubiera tocado como herencia de su padre un triste gato:
—Mi hermano mayor podrá ganarse la vida moliendo trigo en el molino y el segundo hacer faenas agrícolas con el asno que le ha correspondido, pero yo...
—No te pases, que bastante suerte has tenido conmigo —le dijo el minino—. Voy a conseguir que aparentes ser lo que no eres: listo, honrado y caballero.

Y así fue cómo se trabajó al rey llevándole presentes en nombre de su amo, hasta que terminó de engatusarlo (nunca mejor dicho) para que concediera a este la mano de su hija.

Perdices no sé si comerían, pero vivían de puta madre y hasta les concedieron el título de Duques de Palma.

El resto sería muy largo de contar.



NOTA:
Pido disculpas a los lectores no españoles por mencionar un título nobiliario nacional que puede resultarles desconocido. Como es imprescindible saber su reciente historia para la comprensión del escrito, dejo un enlace sobre los Duques de Palma.

viernes, 10 de julio de 2020

Pedro y el lobo (cuento)

REEDICIÓN (edición: 26/10/2015)





CUENTO CLÁSICO REINVENTADO


Un pastor muy guasón decidió gastar una broma a las gentes del pueblo donde vivía. Cuando había sacado las ovejas a pastar por los alrededores, empezó a gritar que venía el lobo. Cada uno cogió lo que tenía más a mano y todos fueron a ayudarle. Cuando se dieron cuenta de que les había engañado, le dijeron mosqueados que con esas cosas no se jugaba. Tan divertida le resultó la gracia, que al cabo de unos días la repitió. En esta ocasión las personas que volvieron a acudir se enfadaron muchísimo. Una semana más tarde sucedió que se encontró de verdad con el lobo y, cuando pidió ayuda a gritos, nadie le hizo caso pensando que estaba otra vez tratando de reírse de la buena voluntad de los demás. Defendió su ganado diciéndole a la fiera dónde podía encontrar dos presas fáciles. Las que pagaron el pato fueron Caperucita y su abuela, que aparecieron devoradas por no tener quién las protegiera. 

De este cuento no pueden sacarse consecuencias positivas, porque ni los malvados reciben su castigo ni las víctimas terminan siendo amparadas. Quizá la moraleja sea que en esta vida el malnacido suele salirse con la suya a base de joder al prójimo. 


domingo, 5 de julio de 2020

Peter Pan (cuento)

REEDICIÓN (edición: 22/10/2015)
 




CUENTO CLÁSICO REINVENTADO
 

Tan ilusionados estaban los dos pequeños en visitar el país de Nunca Jamás, lugar donde residía el protagonista del cuento que les contaba por las noches su hermana Wendy, que terminaron haciéndose realidad sus sueños. Peter Pan en persona apareció un día en la ventana de su dormitorio, acompañado de su fiel amiga Campanilla. Tras ser espolvoreados con los polvos mágicos de las alas de esta, los tres niños fueron volando con ellos hasta su fantástico destino. Allí tuvieron maravillosas vivencias, solamente enturbiadas por las maldades del capitán Garfio, además de por unos celos compulsivos de Campanilla a Wendy que estuvieron a punto de costarles la vida. Afortunadamente salieron todos ilesos y los chicos pudieron emprender el regreso a casa sin problemas. Mientras tanto, los que no sobrevivieron al rapto fueron sus padres. Tras esperar impacientes durante algunos días la solicitud de un rescate, los dieron por muertos y en la desesperación se colgaron de un árbol. Como las criaturas no tenían otra familia fueron a parar a un orfanato, donde pagaron su irreflexivo comportamiento teniendo que soportar a unas retorcidas monjas que les dejaron secuelas mentales para siempre.