Cita del día



CITA DEL DÍA: “Hay tres maneras de arruinarse: las mujeres, el juego y los técnicos. La más placentera, las mujeres. La más rápida, el juego. Pero la más segura, los técnicos” (Georges Pompidou).


miércoles, 12 de junio de 2019

Refranuevo (58)



Reinvención de sentencias del refranero tradicional



Para enfermedad de años no hay medicina.
A quien próximo está o es centenario, no le toques su dieta ni su dietario.

*** 

Lo que bien empieza, bien acaba.
Lo que bien empieza bien acaba, dijo el recién nacido sin saber lo que le esperaba.

*** 

Zorra que duerme de día, de noche estuvo de cacería.
Aquél que aún se encuentra durmiendo al mediodía, sólo si sereno es sereno se acostaría.

*** 

Quien mucho se inclina, el culo enseña.
A quien mucho se baja, se le ve la raja.

*** 

Por su mal le nacieron alas a la hormiga.
Lo peligroso es cuando el veneno sabe bueno.

*** 

Vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga en el nuestro.
No controles de reojo la guarnición, mientras te comes casi todo el chuletón.

*** 

Zapato de amigo, la suela quebrada y el hilo podrido.
Si de cliente me quieres sólo te digo que no me hagas el favor de joderme como amigo.

***


32 comentarios:

  1. Lo que bien empieza muchas veces fracasa !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que empieza con la vida siempre acaba con la muerte.

      Eliminar
  2. Cuántos médicos habrán enterrado los centenarios...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso te digo. A un centanario no lo le ha ido tan mal hasta el momento, como para que venga un médico a decirle que tiene que dejar de fumar porque es muy malo para la salud.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Será que en casa somos tirando a negativos, porque solo conocía la versión del refrán que dice "lo que mal empieza, mal acaba". Qué cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he cogido tal cual de las panemias que recoge el Instituto Cervantes.
      Hay más refranes a los que les sucede lo mismo, como el de "no hay mal/bien que por bien/mal no venga".
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Acaba mal menos para los herederos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    Me quedo con el del sereno, ya que los tenemos aquí, y me ha hecho mcuha gracia.
    Feliz mércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo hice recordé a esos serenos de Gijón que nombras de vez en cuando.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  6. El del recién nacido es muy bueno. Empezamos las cosas tan felices sin saber lo que nos esperará más adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué cierto el del centenario y lo pesados que se ponen algunos intentando cambiarles las dietas.
    Y el de la raja jajaja ojalá algunos vigilaran más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa gente centenaria ha demostrado que se sabe llevar bien, como para que a su edad venga un médico a decirle que tiene que dejar de fumar o comer más fruta.
      Es lo que tiene llevar esos pantalones tan bajos, que enseñan el escote del culo.
      Besos.

      Eliminar
  8. Qué peligroso es el veneno que sabe bueno...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se abusa de la dosis y entonces perjudica o mata. Mientras te fumes un cigarro al día, no pasa nada.
      Besos.

      Eliminar
  9. La primera es la repera, jaaaaaaa, como soy muy aacaaparadora que estas joyitas me vuelvo a quedar con todas ellas ¡Y que no nos falte!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tan contento. Te las envuelvo con un lazo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Jajaja, son geniales...
    Sabiduría popular.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Eso le paso a mi abuelo,
    el desde joven trabajo,
    mi padre lo jubilo y a la muerte
    lo condeno

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas veces sucede. Se jubilan y se vienen abajo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. El de controlar de reojo la guarnición me recordó a mi criatura, que no hace eso, pero mira con cierta ansiedad el postre ajeno mientras se come el suyo, esperando que una no se acabe la rebanada propia para que también (esa) le toque a ella.

    ResponderEliminar
  13. Qué bueno el del recién nacido y también me ha hecho gracia el de raja jajaajaj. Me quedo con esos dos.

    Besos.

    ResponderEliminar