Cita del día



CITA DEL DÍA. “El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve la vista” (Georg Christoph Lichtenberg).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: La novia del ordenador


miércoles, 20 de septiembre de 2017

Ampolla






Dicen las malas lenguas que la palabra ampolla procede del latín, que a su vez la había tomado prestada del griego, pero hay voces discrepantes que le atribuyen un origen más reciente y menos culto. El comprensivo lector sabrá disculpar lo que pueda tener de chabacana la conclusión de la inventada historia que voy a contarle.
 
Siempre se había negado a pasar a la zona nudista de la playa. Sus amigos sabían que era por pudor a mostrarse desnudo en público, aunque para pitorrearse le decían que era porque le daba vergüenza tenerla tan pequeña. Cada vez que lo dejaban solo para cruzar al otro lado, volvían contándole maravillas sobre lo buenas que estaban las chavalas con las que habían ligado en pelota picada. Aquella mañana, como otras muchas, cuando llevaban un rato en la zona vestida decidieron pasar a la parte nudista. Tan harto estaba de las bromas y tanta curiosidad tenía por ver a las chicas desnudas, que decidió superar su timidez y acompañarles. Cuando llegaron no había más que personas mayores y se pusieron a tomar el sol mientras esperaban que llegasen muchachas de su edad. Nuestro héroe se despojó del bañador después de haberse dado la protección, sin darse cuenta de que por la falta de costumbre olvidó protegerse aquella parte del cuerpo que nunca se había enfrentado a los rayos solares. Para más inri se quedó dormido, por lo que estuvo expuesto más tiempo del que hubiera sido prudente. El resto de su anatomía no sufrió demasiado gracias a la crema, pero sus partes íntimas se le quedaron en carne viva.
 
Hasta entonces nadie había pensado en darle un nombre a esas bolsas de líquido que como consecuencia de quemaduras o rozamientos se producen en la epidermis de la espalda, pecho, pies, etc., pero a partir de ese día, considerando el lugar del cuerpo en que se habían producido, se inventó la palabra ampolla. Con el paso del tiempo el significado se ha ido generalizando y actualmente se utiliza aunque esté ubicada en otras zonas corporales.
 
 

59 comentarios:

  1. Jajajajajaja, la imaginación al poder. Buenos días

    ResponderEliminar
  2. Mejor ampolla que ampene o ampito o ampicha....

    Suena mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Y según el tamaño de la am-polla, se aplica un diminutivo o un superlativo, supongo, jajaja.
    Muy ocurrente. Podría decirse lo de "si non è vero è ben trovato".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ampolla de alguien muy estudioso podría ser "ampollón".
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pese a carecer de una fuente rigurosamente historicista, creo que daré por buena tu deducción, sobre la procedencia del vocablo ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Molto particolare la foto inserita in questo articolo
    Un saluto, silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu nueva visita.
      Un saludo, Silvia.

      Eliminar
  6. Ahora con menos sol vamos tranquilos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mayores calores han pasado, pero no cantes todavía victoria.

      Eliminar
  7. Mira que me fastidia decirte esto pero era una asociación muy fácil. Te has currado la historia, eso sí. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene que fastidiarse, porque es verdad. Y si no te conozco mal, creo que además la has considerado de mal gusto. Por ti y otras personas he puesto la explicación del primer párrafo, aunque supongo que habrá quien piense que si no hubiera hecho el escrito no hubiese tenido que darla.
      Besos.

      Eliminar
    2. Ah, no, eso me da igual... Tampoco soy tan puritana. Jajajaja. Como digo, la historia en sí misma sí me gustó pero te he visto asociaciones mucho más ingeniosas. Ay, ahora me siento mal por haberte dicho esto. Besos!!!

      Eliminar
    3. No seas tonta de sentirte mal. Tienes razón en que la gracia no ha sido muy original que digamos.
      Y ya sé que no eres puritana.
      Besos.

      Eliminar
  8. Lo único cierto es que si procede del latín. la historia te ha quedado estupenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como procede del latín, gracias.
      Un abrazo, Matías.

      Eliminar
  9. Jjajajaja eres único en originalidad, mira que tienes ideas ¿eh? jajaja, y también lo que me ha hecho reir el comentario de Xavi jajajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más graciosa su gracia que la mía.
      Besos.

      Eliminar
  10. Desde luego Macondo , eres único en el juego de plabras , la verdad es que la palabra del Latín y estoy segura de que a deribado en otras partes del cuerpo , lo que si tengo claro , es que los malos días que devio pasar aquel con esa zona en carne viva , ese no vuelve a ponerse en pelotas en una playa nudista por mucho que le digan sus amigos , muy buen relato me he reido un rato , te deseo una feliz tarde besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te has reído ha merecido la pena.
      Besos.calle

      Eliminar
    2. Macondo .... ¿Dónde esta Mafalda? sea a ido de vacaciones , es que se me hace raro ver una "B" amarilla , besos y feliz tarde de jueves de Flor.

      Eliminar
    3. Tenía el ordenador a reparar y he comentado por la tablet.

      Eliminar
  11. Jugando con las palabras eres un crack.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en esta ocasión, como dice Álter, no me he roto la cabeza pensando.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Jajaja pero que bueno, pobre hombre, una vez que se decide al nudismo, mira por donde las chavales no llegaban, y solo había cuatro viejos con los pellejos colgando; luego se nos queda dormido y se le quema la polla. Conforme lo iba leyendo me he acordado de una reunión de unos amigos en un chalet vecinos de mis padres. Había un montón de gente, hombres y mujeres por supuesto y ya se sabe, después de la cena, mucho cachondeo debido a que más de uno ya va con una cervecita de más. Y en un momento dado, no sé a santo de qué, a uno se le ocurre salir con el tema de los palomos, y suelta la palabra "pichón", que como es sabido se refiere a los polluelos de la paloma, y salta un menda a grito pelado diciendo que un pichón, era un tío con la picha muy gorda, no veas las risotadas que se liaron.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gracia del pichón es casi tan poco elaborada y original como la mía con la ampolla.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  13. Jajaja, aunque un poco previsible, etimología al fin y al cabo es, jajaja.

    Besitos, Macondo.

    ResponderEliminar
  14. jajaja Yo conocia otra versión, un tipo español recien llegado de pasar una larga temporada en USA, a cada rato imitaba a los anglos, diciendo am... am... así que le preguntaron que le gustaba a el mas, la almeja, o la polla y el tipo respondió, am...polla!!!...jajaja
    Ya se que es malo, pero me lo acabo de inventar...jajaja
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco mi gracia es para tirar cohetes. Gracias por inventar.
      Salud y abrazo.

      Eliminar
  15. No se puede creer. Tu ingenio es insuperable, Macondo, ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía la duda de si por aquellos lares "polla" también se utilizaba para referirse a esa cosa.

      Eliminar
  16. jajaja, me parece sumamente interesante. Gracias por la lección, pobre tio.

    ResponderEliminar
  17. :D El origen de las palabras, todo un reto a la inteligencia

    Divertido relato pero dolorosa palabra

    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La forma de tratarlas fue una de las pocas cosas provechosas que aprendí en la mili.
      Besos.

      Eliminar
  18. Eso le pasas por ir de curioso a ver las chicas en pelotas, ahora tendrá ampolla para rato, lo malo es cuando tenga que ir al baño jeje,je
    Muy buena la ampolla Chema.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. No las he sufrido nunca en semejante parte, así que no sabría decirte.
      Besos.

      Eliminar
  20. Madre mía, pobrecillo. Esa ampolla tiene que doler a rabiar.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Lo he visto como si viera una foto. Pobre.

    ResponderEliminar
  22. ¡Arghhhh! ¡Qué dolor! Interesante estudio semántico de una de las palabras más horrendas de nuestro diccionario, je, je, je... Me ha encantado el tono académico en contrapunto con la escena que se nos ha mostrado a los lectores en toda su crudeza. Como te han comentado ¡imaginación al poder! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido que fuera una palabra fea, pero ahora que lo dices sí que lo es.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. por aquí se llamaría diferente (perdón por el academicismo): amverga, amchota, ampija...
    Los que visitamos o somos visitados por españoles tenemos problemas al hablar de las polleras de las mujeres, o de coger las cosas

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las tres que nombras, la primera y la tercera también tendrían cabida en España. La del medio no me suena.
      Con las polleras tendréis vosotros los problemas, pero con coger las cosas somos nosotros los que provocamos vuestras risas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Pues me has convencido totalmente... Jamas lo hubiera pensado...

    ResponderEliminar
  25. Cuanto nombre tiene algo tan simple como un pene :P


    Beso

    ResponderEliminar