Cita del día



CITA DEL DÍA: “Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible” (George Clemenceau).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: El ascenso a cabo


martes, 28 de marzo de 2017

Pendiente de un cable






Aguantó los malos tratos físicos de su marido durante años, hasta que los hizo extensivos a los hijos de ambos. El abogado le dijo que la solución no iba a ser tan rápida y sencilla como ella pretendía. Antes de abandonar el hogar conyugal con los niños, debería mandarle un cable comunicándole el motivo. Un minuto más compartiendo su mismo techo se le antojaba demasiado tiempo, por lo que decidió seguir el consejo del letrado pero con carácter de urgencia. En vez de enviarle el cable se lo puso directamente, pero alrededor del cuello y aprovechando que echaba una cabezada en su sillón favorito después de cenar. Ayudada por los chicos lo pasó por encima de una viga del techo y entre todos tiraron con fuerza de él,  hasta que el maltratador quedó colgando como un trapo con un palmo de lengua fuera de la boca.


68 comentarios:

  1. Horroroso. Ni tanto ni tan calvo, desgraciadamente
    La justicia actúa tarde, sí; o no llega a creer en quienes buscan refugio en ella. Pero tampoco es para tomarla de mano propia.
    Se me está volviendo esto un poco fuera de tono
    Se han dado casos, pero el fin no justifica los medios
    ¿Qué llegarían a pensar esos niños?
    Saludos
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si hubiera alguna duda, es evidente que no aplaudo la actuación de la mujer.
      Saludos, María.

      Eliminar
  2. Y de esta relación de malos tratos, el que pero lo pasó fue un mosquito de mierda

    ResponderEliminar
  3. Es que a veces la burocracia es demasiado lenta y claro, las víctimas se cansan de esperar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con frecuencia sucede, Marigem, aunque la explosión del hartazgo resulte exagerada. No deja de ser un microrrelato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muerto el perro, muerta la rabia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pensé en el refrán cuando lo estaba escribiendo.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Yo también pensé lo mismo de Xavi, pero...

      Eliminar
    3. Pues ya somos tres, aunque tu "pero" sea también nuestro.

      Eliminar
  5. Vaya con el cable.

    No me gusta la violencia, para algo existen las leyes, no tomarse la justicia por su cuenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre echar un cable es ayudar.
      Besos, María.

      Eliminar
  6. Uffff qué duro.
    No creo que pudieran olvidar eso nunca.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni el más olvidadizo desmemoriado lo olvidaría.
      Besos, Carmen.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Eso es "echar un cable", pero al cuello.

      Eliminar
  8. Ante la desesperación, se puede llegar a cometer una barbaridad.
    Antes de llegar a esos extremos, pedir ayuda al teléfono que toda mujer debe conocer.

    ResponderEliminar
  9. Esa no es la solución, es tan solo el comienzo de otro problema.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Esperemos que la "justicia" no caiga sobre ella. Si hubiera justicia igual no se llegaría a esos extremos.
    Besos, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo caerá, pero supongo que unos cuantos eximentes.
      Besos, Celia.

      Eliminar
  11. Lo que hace falta es que estas situaciones tan terribles no le lleguen a pasar a nadie pues somos unos desconocidos para nosotros mismos y nunca se sabe de lo que seríamos capaces de llegar a hacer.
    Mejor no llegar nunca hasta la desesperación.
    Te saludo, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni las unas ni las otras.
      Mejor saltar antes de llegar al límite. Si puede ser la primera vez, mejor.
      Saludos, Tecla.

      Eliminar
  12. Uffff!
    Tremendo....sólo quien pasa por esa situación sabe de lo que habla.

    Besos Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es así. Lo triste es que no son situaciones tan infrecuentes.
      Besos, Liliana.

      Eliminar
  13. Tremendo cable, tremenda decisión. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que sucede cuando se tarda en saltar, que se ha ido acumulando bilis, sale toda de golpe y se reacciona estrepitosamente.
      Saludos.

      Eliminar
  14. A veces hay que acelerar los trámites. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe que las cosas de palacio van despacio.
      Besos.

      Eliminar
  15. Antes de llegar al final estaba dudando si el cable sería para colgar o dar descarga eléctrica... :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como buen sabueso ibas por el rastro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Que lástima me da, debería de haberlo hecho mucho antes...
    Salud

    ResponderEliminar
  17. http://elpais.com/diario/1985/06/19/sociedad/487980008_850215.html

    No lo apruebo, pero tampoco lo desapruebo… Sólo me deja pensativo…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a decirte que le doy un premio, pero si yo soy el juez esa mujer de la noticia está pocos minutos en la cárcel.
      Me halaga dejarte pensativo.

      Eliminar
    2. Impactante esa noticia que comparte *entangled* y... aunque no sea correcto decirlo, bien por la madre.

      Eliminar
    3. A veces apetece no ser políticamente correcto.

      Eliminar
  18. Ese ya no maltrata más. Si existiesen penas más duras, seguro que los maltratos disminuían. Esas chorradas de alejamiento y demás, solo sirve para que cada vez, maten a más mujeres.

    Abrazo Macondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería exigirse responsabilidades cuando un maltratador con orden de alejamiento es capaz de cargarse a su víctima.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  19. Vienes hoy fuerte, mi arma...En mi blog de relatos yo tb ayer desperté como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno, Mª Ángeles. Dejo el enlace, por si alguien más quiere disfrutar con su lectura: Penumbra .

      Eliminar
  20. Lo único que reprocho es que haya involucrado a los chicos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ella no podía sola y los chicos andaban por ahí y se apuntaron voluntarios.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Horripilante... hasta diabólico me parece.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Has vuelto a tu juego con las palabras, pero ahora no las defines simplemente, les das vida y un aspecto de la vida es este que nos presentan... Triste realidad. Al menos han solucionado sus vidas porque si esperan a que la justicia lo haga... están bajo tierra.
    Besos, Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debieron pensar que la justicia había pedido la mano ejecutiva y decidieron cederle las suyas antes de que fuera demasiado tarde.
      Besos, María Pilar.

      Eliminar
  23. Con frecuencia la justicia llega tarde y mal, aunque hay peros... que tú ya has recogido, se entiende.
    Ya hicieron caso del abogado y le echaron el cable, perdón, pero humor negro muy ingenioso Macondo.

    ResponderEliminar
  24. MUY DIVERTIDO TEXTO, PERO TAMBIÉN UN GRAN MENSAJE.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  25. Ademas, creo que en el juicio pudieron demostrar que todo habia sido un accidente... Algo puramente fortuito...

    ResponderEliminar
  26. Hi!

    ¡Qué cosa! ¿Quién se esperaba este final? Yo no, aunque merecido lo tiene.

    ResponderEliminar
  27. Uf! Tremendo! Por justificado que pueda estar, no es de recibo este comportamiento. Y con los hijos como cómplices...Terrible...tendrán un trauma de por vida.
    Si, muerto el perro muerta la rabia, pero las víctimas no han de cargar con el coste del tratamiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, Alfred.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. ¡¡¡Es objetivamente terrible!!! Pero te agradezco que hayas mostrado que, ante la desesperación, todos llevamos un monstruo dentro. Y los malos tratos reiterados son una de esas situaciones límite que hacen aflorar el lado oscuro de cualquier persona. Me temo que aquí hay cómplices porque saben de qué lado está la "razón".

    Un texto que araña. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  29. No es esa la mejor solución, pero lo que si es cierto es que es drástica.
    Como dicen por ahí ," Muerto el perro, se acabó la rabia".
    Algunas querrían hacer eso mismo, pero no se atreven por lo que luego les pasará a ellas.
    Tema duro el que tratas, pero por desgracia de mucha actualidad.
    Besos Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está de actualidad porque por fin se habla de él, pero me temo que es tan antiguo como el hombre.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  30. Esta historia se me debió haber ocurrido a mi, la habría usado en el arcano mayor del ahorcado, viene como anillo al dedo.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar