Cita del día



CITA DEL DÍA: "A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada" (Winston Churchill).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Peter Pan (cuento)


martes, 7 de marzo de 2017

El gallo del gallo






Era el único gallo de la granja, pero no hacía falta otro porque todos estaban encantados con él. El granjero, porque de los huevos que fecundaba solo salían pollas (con perdón). Las gallinas, porque eran montadas por el galán más apuesto y machote de la comarca. El resto de los animales, porque se despertaban puntualmente con el canto más afinado que jamás habían escuchado. A pesar de que para su especie los cinco años que  había cumplido suponían una edad bastante avanzada, nunca había dejado gallina sin follar, polla sin engendrar y amanecer sin cantar. Pero el traicionero frío de aquel crudo invierno le pilló desprevenido, se le metió entre las plumas y le mermó la salud. El primer síntoma de su decaimiento se atisbó en sus cuerdas vocales el día en que por primera vez en su vida desafinó, soltando un colega en su quiquiriquí mañanero. Trató de disimularlo, pero el nuevo gallo se le escapó de entre los espolones y fue adquiriendo las fuerzas que a él le iban faltando. Para no dejar por mentiroso al sabio refranero, las promiscuas gallinas empezaron a hacerle ojitos al reciente inquilino, piropeándole el colorido de su plumaje y la erección de su cresta. El  siguiente y definitivo paso fue caer rendidas a su juventud, arrinconando al abuelo como si nunca hubiera existido. Y es que la ley del tiempo  también pasa factura en los gallineros.


74 comentarios:

  1. La edad deja entrever la pluma que por muy delicada o recia sea, finalmente, soplo de pérdida de fuerzas y, a veces, aceite...

    Un buen *capón (en la cresta o el cuello) a tiempo y llegado el momento hacen mejor caldo que pensión desafinada...
    Le llega el retiro que no siempre es un parque.

    (*en ambos sentidos)


    [No puedo escribirle más que de forma anónima, como siempre, ya que me suelo encontrar unas veces aquí y otras allá y por ello agradezco que tenga usted esa casilla abierta para estos casos. Pues me muevo por diferentes ordenadores que suelo revisar y como me gusta leerlo, es por ello que la empleo.
    Por eso y más, reciba mi deferente y grato saludo; no sólo a su ingenio si no, también, a usted como persona]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede usted entrar como estime oportuno, incluso tutearme para que pueda hacerlo yo también.
      Gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  2. No te puedes fiar de las gallinas.
    Son muy enamoradizas.

    Gallo tras gallo el tiempo va pasando sin compasión.
    Al gallo nuevo también le llegará su hora.

    Gallus fugit!!!

    Jajjaja

    Saludos.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dichos populares son mucho más agresivos que tú en la calificación de las gallinas.
      Está bien eso de "gallus fugit".
      Saludos.

      Eliminar
  3. Jajajaja, reitero lo de la columna, no se puede tener más ingenio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marigem. Tú que me lees con buenos ojos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Jajajajaja, una cresta erecta debe de poner mucho...
    Muy bueno, Chema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta complicado ponerme en modo gallina, pero supongo que sí debe poner.
      Gracias, maja.
      Besos.

      Eliminar
  5. Para la continuacion de la vida "hay que matar al padre" !

    ResponderEliminar
  6. Todo tiene su declive...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. A todo gallito le llega ese día tristón

    ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Una analogía de lo más pintada.
    Genial, Macondo.

    ResponderEliminar
  9. Muy conseguido el mensaje
    Aqui no se salva nadie, al rey muerto, rey puesto
    Duro la grandeza su tiempo, pero caducó, y en su lugar otro
    La vida y tal
    besos

    ResponderEliminar
  10. Seria genial que de esa manera nos pudieramos perpetuar eternamente, tal y comop el lo hizo trayendo un gallo a la vida, a lo mejor nosotros lo podríamos hacer tirándonos un buen cuesco para que nos sucediera y nos reencarnaramos en el...jajajaja
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo quien lo planteó retrocediendo desde la vejez hasta el orgasmo de la concepción. La del cuesco es otra opción, desde luego.
      Salud y abrazo, Genín.

      Eliminar
  11. Ya lo dice el refrán "ser un gallo de pelea" pero por desgracia hasta el gallo más "salao" tiene que colgar las alpargatas, y los hay que son muy gallitos, y acaban como las gallinas, o como el Gallo de Morón sin plumas y cacareando.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin plumas y a lo loco. Ah no, que eso era otra cosa.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  12. Quien le hace ascos a un joven pollo ante la decrepitud de un gallo, ellas siempre atentas para perpetuar la especie.Las gallinas con muy puñeteras....
    Genial como siempre Chema.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que lo hicieran por la perpetuación de la especie, porque el abuelo parece que todavía servía para eso. Creo que fue simplemente un problema de estética.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  13. Y qué gallina le iba a hacer ascos a un gallo joven, hermoso y con la cresta erecta. Las gallinas por muy ponedoras que sean no son tontorronas.
    Besos y gracias por las risas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De listas no llevan fama, pero sí de calentorras.
      Besos y gracias a ti por esas risas.

      Eliminar
  14. A todo cantor siempre se le escapa un gallo y así lo entendieron las gallinas

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho le hicieron aprecio al gallo, para que no se sintiera desplazado.
      Un abraro, Chaly.

      Eliminar
  15. Es que ante esa cresta erecta normal que las gallinas promiscuas pusieran ojitos promiscuos. ¡Malaje eres!

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malajes las gallinas. Yo soy un simple notario.
      Abrazo utópico también para ti, Irma.

      Eliminar
  16. triste final para el pobre y viejo gallo
    años de cumplir su labor, sin fallar un día
    pero los años le pasaron la cuenta
    no difiere de mucho del mundo de los humanos...

    ResponderEliminar
  17. A veces más vale un madurito interesante... Pero claro, desafinar es bastante inaceptable en un cantante de pro. Estaba a todas luces perdiendo facultades y, si pierde el arte del bel canto, a saber qué otras habilidades estaban mermando.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor el gallo del gallo era solo la punta del iceberg, puede que tengas razón.
      Besos.

      Eliminar
  18. Demasiado vivió el galán, montando todo el día durante cinco años, eso no hay quien lo mejore.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cinco años completos no creo, que de pollo no creo que chingara.
      Un abrazo, Matías.

      Eliminar
  19. El anhelo de juventud llega hasta el gallinero, eso que la gallina vieja es la que mejor caldo hace. Gallo y gallina viejos se van equiparando en el tiempo de cocción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tiempos de cocciones no me meto, que no es mi fuerte la cocina.
      Besos.

      Eliminar
  20. Pobre...llegó el Gallito sin canas en la cresta y el do de pecho en la garganta...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido pensar en una cresta con canas, la verdad.
      Besos, Carmen.

      Eliminar
  21. Como dice la canción colombiana :

    Quien tuviera la dicha carrataplan que tiene el gallo.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la canción no se referirá a la dicha de cantar.
      Un fuerte abrazo también para ti, Ricardo.

      Eliminar
  22. Es que esas gallinas son muy poco agradecidas y una cresta erecta les puede, ya les llegará su caldo.

    Besos, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas tan dura con las pobres gallinas, que también tienen derecho a catar al gallo joven.
      Besos, Carmela.

      Eliminar
  23. Toda una metáfora de la vida con la gracia que solo tú sabes contarlo.
    Besos, Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Pilar. Eres una amiga de verdad.
      Besos.

      Eliminar
  24. Si es que no hay mayor desgracia para un gallo que soltar un gallo. Y suerte tuvo de que no fuera durante la misa del gallo, ojo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en la misa de gallo solo cantan los curas y las beatas. Los gallos de bien solo lo hacen al amanecer.

      Eliminar
  25. Pobre gallo, las gallinas "cougar" lo cambiaron!!!!


    Besos =)))




    (Cougar es una expresión del argot inglés para definir a las mujeres que buscan una pareja más joven.) :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aclaración, porque no tenía ni idea de semejante palabro.
      Besos.

      Eliminar
    2. Jajajaja me lo imaginé!!! jajajajajaja

      ;)

      Eliminar
    3. Me viene justo para manejar el español, como para meterme con el inglés.
      ;)

      Eliminar
  26. Hasta el más ateo reza para que no le pase lo mismo que a ese gallo viejo y deshecho. La idea es envejecer e ir poniéndose como el vino.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que con el paso del tiempo mejoramos como el vino es una ingenuidad, salvo que estemos refiriéndonos a la experiencia.
      Saludos.

      Eliminar
  27. La fidelidad asesinada por la juventud, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asesinada quizá sea muy fuerte, pero sí puesta en evidencia.

      Eliminar
  28. Todos nos traicionamos a nosotros mismos cuando nos llega la edad...

    Buenísimo, Macondo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Pero su gallardo rival salió de sí mismo. No habría perdido del todo sus facultades engendradoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bonita forma de verlo. Seguro que le sirve de consuelo a su orgullo herido de macho.

      Eliminar
  30. Esa cresta erecta ha estado de lo más graciosa Macondo, que le quiten lo cantado al gallo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que su problema será pasar de cantarlo todo a tener que quedarse callado. Quizá hubiera sido más justo que la cosa hubiera sido más progresiva.
      Saludos, Conxita.

      Eliminar
  31. Jajaja, un gallo que vivió a tope...
    Pero efectivamente, el paso del tiempo hace estragos hasta en los gallineros.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El paso del tiempo no hace distingos, ni concesiones.
      Gracias, Maripaz.

      Eliminar
  32. Sintiéndome gallina... no sólo a nosotras se nos caen "las cosas"; que el gallo, por machito que se crea y sienta, también se le pasa el arroz... y a todos, ellos y ellas, nos gusta la carne joven y pecaminosa si puede ser. Lo que pasa es que las gallinas somos más calladas y pudorosas. Digo yo que será eso.

    Un abrazo, o un beso, a elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien eso de "carne pecaminosa". Supongo que te referirás a la que alborota la lujuria. :)
      Beso y abrazo, si puede ser.

      Eliminar
  33. Lo que pasa es que el gallo mayor llevaba ventaja de cómo tratar al resto (gallinas, granjero y resto de animales). Al otro, por mucho vigor que demostrara, le quedaba una larga carrera.

    Ley de vida!

    ResponderEliminar
  34. Como me ha gustado. Hace un par de años vivía en una finca y tenía como treinta gallinas y un gallo, el señor Napoleón. También tenía otro sin nombre que duró bien poco porque les arrancaba la piel a tiras a las personas que se atrevían a cruzarse en su camino. Se lo comieron. Napoleón fue el gallo más feliz del mundo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  35. Así es la vida, ¿qué se le va a hacer? :D

    ResponderEliminar
  36. Ay, cuanto se podría contar de las gallinas y su tremenda vida erotica...

    Ja,ja,ja

    ResponderEliminar