Cita del día



CITA DEL DÍA: “El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla” (Manuel Vicent).


viernes, 24 de agosto de 2018

Simón y Simeón






Antes de casarnos habíamos llegado con mi mujer al acuerdo de que si teníamos una niña el nombre lo decidiría ella, pero si era un niño la elección sería mía. Hasta que se  quedó embarazada no me planteé seriamente  en qué  iba a quedar el  dilema que siempre había tenido. Desde mi bisabuelo hasta mí  todos los primogénitos de la  familia habíamos sido Simón, por lo que todo el mundo daba por  hecho que así tendría que llamarse mi hijo. Sin embargo a mí no  me gustaba tener que condenarle a los odiosos diminutivos que yo había sufrido para poder ser distinguido de mi padre. Cuando la comadrona me dijo  que había sido un varón, me  di cuenta de que no iba a tener valor para luchar contra el peso de la tradición familiar. Mi hijo sería el  quinto Simón Martínez consecutivo en nuestro árbol  genealógico. Durante  muchos años tuvo que soportar que todos los miembros de la familia, menos yo, se dirigieran a él  con el dichoso Simoncito. No recuerdo en qué momento le quitaron el diminutivo y no entendí hasta ayer —que por fin accedí a ponerme el  audífono que desde hace tiempo necesitaba— por qué él siempre distinguía cuándo se dirigían a él o a mí, mientras que yo me confundía  continuamente. Resulta que el  paso de  los años no solo ha afectado a mi oído, sino también a la continencia de mi vejiga de la orina. Como tengo que ir continuamente al baño para  vaciarla, actualmente el único Simón de mi casa es mi hijo. A mí me llaman Simeón.


46 comentarios:

  1. Qué simpáticos son en esa casa eh.... cada vez que le llamen Simeón debería mearles... a ver quien se cansa antes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no oía no se enteraba. Ahora no sé lo que hará.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Nombres que tiene su miga. Al niño podían llamarle meoncete, comiéndose la sílaba primera de Simoncete, para diferenciarle del padre.

    Un ejercicio lúdico gracioso. Un abrazo y feliz viernes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa que actualmente el niño ya no tiene edad para eso. Cuando era muy pequeño, sí.
      Gracias.
      Un abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  3. Entrada con mucha "S"
    Simón, Simoncito, Simeón...
    Sábado, sabadete...
    Saludo soñador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al sábado te has adelantado, que estamos a viernes.
      Saludo.

      Eliminar
    2. Pues sí.
      Todo llega y todo pasa.
      ¡Feliz domingo!

      Eliminar
    3. Feliz domingo también para ti, Manuel.

      Eliminar
  4. Ay, pobre hombre. Se aprovechaban porque no oía. Dudo que tuvieran lo que hay que tener para decírselo a la cara. Jajajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que se puso el audífono igual los echó a todos de casa, para que no lo tuviesen que llamar de ninguna manera.
      Besos.

      Eliminar
  5. Simeón, se le llamó así debido a que su madre dijo: "D-ios ha escuchado, por cuanto era odiada, y por eso me dio también este meón"

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. No sé de que se queja. solo varía una letra. :)))
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre hombre no se queja. Solo ha podido constatarlo al ponerse el sonotone.
      Un abrazo, Alfred.

      Eliminar
  7. Jajajajaja, pobre, seguro que cuando empezó a oír no se lo decían a la cara.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  8. Si es que el tiempo no pasa en balde y la astucia y el recochineo tienen el lápiz siempre afilado para encajar una 'e' donde se deje...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que por lo menos el hijo le llame "papá" o "padre".
      Saludos.

      Eliminar
  9. Los Simeón y los Luciano son nombres tremendamente escatológicos.
    Te dejo un abrazo, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Luciano no lo había pensado.
      Otro abrazo para ti, Julio David.

      Eliminar
  10. jejeje Siempre hay soluciones para casi todo... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  11. Se habrá enterado? Alguien se lo habrá escrito?
    Igual siempre puede ser peor, sino pregúntale al pobre japonecito Sacayama

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el audífono se ha enterado de todo.
      Precisamente tengo hecha una entrada con un japonés de protagonista. Creo que será la primera que publique en septiembre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No le va a quedar más que acostumbrarse a "Simeón". Ni se hubiera puesto el aparatejo.


    Ten un buen domingo Chema de mi corazón contrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aparatejo le ha servido para solucionar la sordera, pero meón seguirá siéndolo.
      Ten un buen domingo tú también mi querida chamaca.

      Eliminar
  13. Que edad tiene Simon ( el meon?) Pobre tipo, la gente es cruel....que le pregunté al de Bulgaria como lleva eso de ser el Simeon real.
    😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor resulta que lo de Simeón es un ascenso y él se lo ha tomado a mal.

      Eliminar
  14. Creo que un hermano del padre, segun me contaron, se llamaba Tolomeo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado distinto a Simón para no haberse dado cuenta, aún sin llevar audífono.

      Eliminar
  15. Pobre,vaya nombre le ha caído...
    El sonotone le reveló el nombrecito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Nombres tales como Gaudencio y Mamerto.

    Como bautizan a tanto nino con nombres medio rarofilos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes los culpables de esos nombres eran con frecuencia los santos del día del nacimiento. Ahora cualquier personaje que pueda caer simpático a los padres, sobre todo si tiene nombre ingles.

      Eliminar
  17. Tengo un tío que se llama Simón (un nombre que me parece bonito) En el colegio le llamaban Simon Templar por la serie de El Santo que pasaban por TV en los sesenta. Su hijo -también Simón- no tuvo esa suerte, eran los ochenta y le cantaban: "Eres tonto Simón y no tienes solución..." de Radio Futura.
    Por cierto que yo llegué al mismo acuerdo con mi pareja, si era niño yo decidiría el nombre. Es un niño llamado Daniel.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cambia la historia. De un guaperas a un tonto.
      Es un nombre bonito, Daniel.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Pobre señor Simón.
    Nosotros también hicimos ese acuerdo, al revés; si era niña, el papá elegía el nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y le puso B. Yo hubiera elegido uno un poco más largo. :)

      Eliminar
  19. En esa casa desde luego aunque no coman, las risa con los si-meones las tienen aseguradas.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar