Cita del día


CITA DEL DÍA: "Cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer" (Henry Ford).

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: El uso de la raya


martes, 17 de abril de 2018

El día señalado

REEDICIÓN (edición: 09/11/2015)






Había terminado por resignarse a ser entregada al hombre que otros habían elegido para ella. No sentía rencor alguno hacia quien al fin y al cabo también iba a cumplir órdenes. En ningún caso pretendía responsabilizarle de ser el impedimento para hacer realidad su sueño de casarse con el amor de su vida. La culpa era de quienes le mandaban. Como no podía suceder de otra manera, a un día tan señalado le había precedido una noche prácticamente en vela. Trató de mitigar con el maquillaje las secuelas del insomnio y el sufrimiento. Se había hecho recoger el pelo en un discreto moño, por considerar que era el peinado más adecuado para la ocasión. La austeridad, que siempre había realzado su elegancia natural, presidía su atuendo. Ninguna joya. Una voz le indicó que estaba llegando el coche de caballos que pasaba a recogerla. Su respuesta fue ponerse en pie sin decir palabra y dirigirse con paso firme al portón de salida. Con el morbo de quienes observan a una res camino del matadero, un montón de ojos se posaron en ella cuando apareció en el umbral. El trayecto lo pasó absorta en sus pensamientos, hasta que alguien le abrió la portezuela y le ayudó a bajar. A menos de veinte metros estaban las escaleras. Hasta llegar a ellas sintió un ligero temblor en las piernas. En lo alto lo vio a él por primera vez, esperándola inmóvil con la solemnidad de un verdugo. Cuando estuvieron frente a frente lo miró fijamente a los ojos. Notó que era incapaz de aguantarle la mirada, ni siquiera al amparo del pasamontañas que le cubría la cabeza, antes de invitarle con un gesto a poner el cuello en el cepo de la guillotina.


86 comentarios:

  1. ¡Oh! Me metí en el relato y me dio pena :(

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno y por desgracia, qué real en cierta época.
    Deberías presentarlo a un relato de micros, te lo digo en serio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marigem.
      Voy a presentarlo a EL TINTERO DE ORO .
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola.
      Te explico lo de rescatar las entradas.
      Yo voy a la entrada, y a la izquierda hay una casillita y la marco, y encima tenemos dos opciones, publicar o cambiar a borrador, yo doy a cambiar a borrador y ya hago los cambios. Luego programo cambiando la fecha que tenía en su momento por la actual, le doy a listo debajo de la fecha y a publicar, y queda programado de manera normal.

      Si la explicación no te queda clara dímelo y en casa te mando alemail cpturas d epantalla.

      Y respecto a tu opinión pues no sé si es mejor dejar los comentarios o quitarlos, a mí me dio pena quitarlos que tienen 6 años.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Me ha quedado muy clara la explicación. Muchas gracias.
      Por supuesto yo no he quitado los comentarios, sino que he dejado las dos entradas, cada una en su fecha y con sus comentarios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Como siempre, sorprendes con agrado, ante tu buen hacer para meternos en una historia con un final sorpresivo.
    Un abrazo y suerte con el Tintero.

    ResponderEliminar
  4. Un lujazo volver a leerlo. Es de los micros mejores que te he leído. La sorpresa final, los nervios previos de la mujer, o novia, como se quiera, constituyen un conjunto de lectura perfecta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Caramba, me has dejado boquiabierto. Aunque he captado perfectamente la sorpresa (menuda sorpresa) final, he debido releer la historia para centrarme en la verdadera situación que has sabido recrear y enmascarar tan bien a lo largo del relato.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te haya gustado.
      Muchas gracias, Josep Mª.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Un relato francamente bueno. Te atrapa desde la primera linea y el final es sorpresivo. Lo he leído varias veces y lo encuentro perfecto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Atrapas hasta el final con tus magníficos relatos, porque por muchas vueltas que uno le de, y quiera buscarle un final, el tuyo siempre es sorprendente, inesperado y fantástico. Hay que descubrirse ante tan buen hacer; felicidades maestro, y ya dirás como bajo el Ebro, que creo que andana algo revuelto.

    Fuerte abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafa.
      Parece que ya ha pasado lo peor con el Ebro.
      Se te echaba el falta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ay, qué grimilla... No recuerdo si lo había leído ya (sabrás disculpar, a veces no me acuerdo ni de si yo misma he escrito ya de algún tema o no...) pero casi que mejor, porque así he podido disfrutarlo ahora. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue publicado en noviembre del 2015, así que no tienes que disculparte aunque lo hubieses leído.
      Besos.

      Eliminar
  9. Ese final es genial, no te lo había leido, pero ahora, desde el principil al final atrapa, lo he leido dos veces. Muy bueno en cuanto a idea y forma.
    Feliz tarde Macondo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en noviembre del 2015 todavía no nos conocíamos.
      Un beso, Carmen.

      Eliminar
  10. Me ha gustado mucho.
    Merece volver a ser leído.
    Hasta el final pensaba que era una boda...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea: engañar con una supuesta boda.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Muy buen relato. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  12. ¿Ésta es la polisemia de los conceptos? Ya sabes, "matrimonio" y "guillotina", jajaja.

    Fuera de bromas, el texto es estupendo. Me ha encantado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy no había encontrado yo polisemias, mira tú por donde. :)
      Me alegra que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  13. Tiene algo de metáfora. Hay matrimonios que terminan en el cadalso. Un muy buen relato, con un final acongojante. Felicidades.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Excelente el manejo del suspense Chema, consigues que hasta la última línea no se descubra que no asistirá a ninguna boda. Fantástico.
    A veces una se pregunta sobre estas "profesiones" y este deshumanizar a las víctimas, alejarse de ellas, visualizarlas como objetos para poder cumplir con "su deber" y una manera es no mirarlas nunca a los ojos para no verlas.
    Escalofriante momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me ha recordado esta cita: “Cuando un hombre estúpido hace algo que le avergüenza, siempre dice que cumple con su deber” (George Bernard Shaw).
      Muchas gracias, Conxita.
      Besos.

      Eliminar
    2. Gracias por la cita, la apunto porque es muy acertada.
      Feliz fin de semana

      Eliminar
    3. A mí también me gusta mucho.
      Feliz fin de semana también para ti.

      Eliminar
  15. Macondo, hoy me has sorprendido con otra faceta tuya. Como manejas de bien,el suspense en este magnífico relato tuyo hasta el desenlace final.
    ¡Bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú me has conocido dedicado a otros menesteres.
      Muchas gracias, Maripaz.

      Eliminar
  16. Hola, Macondo! He visto que vas a participar en EL TNTERO con este relato, recuerda que para ello deberás insertar el enlace en los comentarios de la Gala. Un abrazo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello, David. Te agradezco de todas formas que estés al tanto.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  17. Wuauuu pero... ¡Qué sorpresa! creía que me iba a encontrar los versos polisémicos, y en cambio, veo que es un relato, sigo diciendo que siempre me sorprendes gratamente.

    Sorprendente final, me ha gustado el suspense.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. En momentos así siempre pienso porqué se espera al último instante. Supongo porque se espera un milagro o una escapatoria distinta.

    Es una pena la verdad.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo bien lo que quieres decir.
      Besos.

      Eliminar
  19. Un buen relato, incierto hasta el final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Me descolocaste por completo, yo creí que iba a casarse con un desconocido y mira por donde a donde iba era al cadalso.
    Recordaba este relato,pero no me acordaba del final.
    Suerte en el concurso el T.Oro.
    Besos Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
  21. Que triste final tio, yo pensé que era una boda, que al fin y al cabo era mucho menos terrible...
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La boda tampoco era para tirar cohetes, pero efectivamente no era lo mismo.
      Salud y abrazo.

      Eliminar
  22. Hola Chema. Entro ante todo para decirte feliz cumpleaños, disfruta de tu día.
    En cuanto he visto la foto de cabecera del texto, la he recordado y me ha gustado saber que lo presentas a concurso, te deseo mucha suerte, te la mereces.
    Pasa un buen día
    Muy apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa. Por la felicitación y por tus buenos deseos para el concurso.
      Muy apretaos también para ti.

      Eliminar
  23. Pobre Gacela , que cayó en las garras de Enrique octavo y como no le hacía ojitos mando que le cortasen la cabeza , como solía hacer la reina de corazones ¡¡ Que le corten la cabeza!! ajajajajajaj muy buen relato , eres un genio besos de fin de semana , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  24. Buenísimo ese giro final. Muy inesperado y muy impactante.

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado tu microrrelato. Lo he releído un par de veces después de ese final inesperado comprobando que todo encaja a la perfección en una trama sabiamente hilvanada para llevar al equívoco.
    Suerte en el concurso de "El Tintero"
    Te invito a conocer mi blog: castroargul3.blogspot.com.es
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado.
      Muchas gracias por tu visita y por tus deseos.
      Voy a conocer tu blog.
      Saludos.

      Eliminar
  26. Macondo un buen micro, que nos hace pensar que se va a casar y después al final da vuelta y gira a la guillotina. Suerte en el concurso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y por tus deseos.
      Voy a conocer tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Hola Macondo, aquí una más del tintero. ¡Vaya que la historia engaña! Engalada de novia la protagonista, novia austera, hasta con recogido y todo, y ese final... Un relato conciso con un desenlace inesperado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasaré por tu blog cuando estén todos, porque he decidido leerlos todos a la vez para ser lo más justo posible.
      Gracias por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Una historia intensa a pesar de su brevedad, y muy bien narrada. Creo que el final a todos nos ha pillado desprevenidos, como un zarandeo que nos obliga a repasar lo leído gratamente sorprendidos. Muy bueno, Macondo :)

    Un saludo y mucha suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia.
      Voy a leer el tuyo.
      Un saludo y mucha suerte también para ti en el Tintero.

      Eliminar
  29. Un excelente micro. Es un género que me resulta esquivo y por el que tengo una atracción muy grande. Te aseguro que está tan bien escrito que mi prejuicio me llevó por otro lugar hasta que mi mente dio un giro al llegar al desenlace. Felicitaciones. Mucha suerte en el concurso del tintero.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ariel.
      Voy a leer el tuyo.
      Mucha suerte también para ti en el concurso del Tintero.

      Eliminar
  30. Buena escritura. La resignada actitud de la protagonista y el ritmo del relato se combinan para que el final nos tome desprevenidos. Excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beba.
      En otro momento con más tiempo leeré el tuyo con tranquilidad.
      Mucha suerte en el concurso.

      Eliminar
  31. Muy buen micro, Macondo, redactas a la perfección el paso de la resignación a la angustia de la protagonista.
    Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Bruno.
      Como voy justo de tiempo, leo el tuyo en cuanto tenga un rato de tranquilidad.
      Mucha suerte para ti también en el concurso.

      Eliminar
  32. Hola, los microrrelatos me encantan y este que has escrito me parece muy, bueno. Es sobrio, escrito con un lenguaje muy adecuado. Me he dejado llevar por la escena en que la muchacha se prepara, el atuendo, el peinado, su manera de dirigirse al coche. Me ha gustado mucho, porque has logrado sorprenderme. Nos vemos en El Tintero. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Miry.
      Aún no te he leído, porque voy un poco liado de tiempo. Lo haré esta noche o mañana.
      Suerte en El Tintero.

      Eliminar
  33. Un relato sorprendente; me has descolocado tanto que he tenido que leerlo dos veces. Te felicito. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana.
      Te digo como a los anteriores compañeros. En cuanto tenga un rato tranquilo leo el tuyo.
      Suerte también para ti en El Tintero.

      Eliminar
  34. Un micro en toda regla con los componentes adecuados: la imprescindible sorpresa final que no se vio llegar a pesar de las miguitas de pan que dejaste caer por el camino: el recogido del pelo para facilitar la tarea del ejecutor… la res camino del matadero…el verdugo esperándola…y el final.
    Aunque no soy experta en micros y normalmente prefiero los relatos de recorrido medio o largo, te felicito Macondo porque me ha parecido perfecto.
    Suerte en el tintero compañera o compañero Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tara.
      Te leo en cuanto pueda.
      Suerte en El Tintero.

      Eliminar
  35. Hola Macondo,
    He leído con atención el relato de "El día señalado". La voz narrativa cumple su misión sin demasiadas complicaciones, con el objetivo claro de buscar la sorpresa final, cosa que parece conseguir a la luz de los comentarios. Hay un detalle que quizá no respete tanto la pulcritud con que se presentan los dobles sentidos durante todo el relato. Y es que al final el narrador (en el papel de la condenada) habla de un "pasamontañas" (¿?). El nombre de la prenda, creo que es precisamente "verdugo".
    Por lo demás ha sido un placer. Te deseo que los votos te sean propicios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier:
      Si bien creo que “verdugo” y “pasamontañas” sirven igualmente para definir la prenda en cuestión —y ambos términos están aceptados por la RAE— te agradezco el comentario porque me ha servido para darme cuenta de que lo que realmente había descrito mal es que estaba cubierto el rostro, cuando es precisamente lo que está al descubierto.
      En cuanto pueda leo tu relato.
      Te deseo mucha suerte en el concurso.

      Eliminar
  36. Hola, Macondo:
    Me ha gustado mucho tu relato. Al principio creí que iba de una joven mujer entregada a un hombre dentro de un matrimonio concertado. El giro final me ha encantado. Y lo del pasamontañas me parece más oportuno que el término "verdugo" que es mucho más explícito y cortaría de raíz la sorpresa.
    Te auguro un buen resultado en el Tintero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y por tus deseos, Juan Carlos. Voy a leer el tuyo.
      Mucha suerte también para ti en en EL TINTERO.

      Eliminar
  37. ¡Cómo me gustan las sorpresas finales!
    Me has conducido hasta el altar de lo imaginado para encontrarme con el patíbulo.
    Algo de metáfora encuentro en ello.
    Besos y suerte. Me quedo de seguidor no sea que funcione la guillotina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro haberte sorprendido.
      Suerte también para ti en EL TINTERO .
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. ¡Cuánta intensidad en tan pocas palabras! Me he sentido, por un momento, en la piel de la protagonista. Enhorabuena. Un saludo y mucha suerte en El Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Beitavg.
      Te agradezco tus buenos deseos, pero hay mucho nivel en El Tintero.
      Un saludo.

      Eliminar
  39. ¡Wow! Impresionante, Macondo. Esa atmósfera que has creado te sobrecoge, ese juego con el lenguaje que te lleva a creer una historia y solo al final, muy al final, el auténtico te explota en la cara.
    ¡Felicidades, maestro.
    Besos y espero seas el ganador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Pilar.
      No a ganar, ni siquiera a quedarme entre los primeros. Hay mucho nivel.
      Besos.

      Eliminar