Cita del día


CITA DEL DÍA: "A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo" (Jean de la Fontaine).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: 20 de abril


viernes, 11 de noviembre de 2016

Una venta por dos libras






Espero que el amable lector no me tache de machista cuando le diga que el protagonista de este cuentecillo, al cumplir su mujer los cincuenta años, consideró que se le había hecho mayor y la vendió por dos libras. Con toda la idea le he puesto la nacionalidad británica para que usted no se sorprenda, pues de todos es sabido que solo los ingleses son capaces de maniobras tan reprobables. Aún le añadiré una moraleja, para que se dé cuenta de que el escrito no es tan desatinado como habrá podido parecerle en un principio. Le dieron gato por liebre, porque las dos libras en cuestión —además de ser capricornios— eran más viejas y más feas que su parienta.


72 comentarios:

  1. Jajaja, eso fue el karma.
    Un abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya puede ser que fuera el karma. Se le estuvo bien al inglés.
      Un abrazo y buen finde también para ti.

      Eliminar
  2. Quien daria dos libras por una cinquentona !??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y menos dos libras de veinte años, como debía esperar el marido.

      Eliminar
  3. Dos libras... y más viejas y feas... casi mejor una Cáncer...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genuino humor torosalvajeño, negro como tu icono.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Cuanta maldad hay en mundo, estafar a un pobre viejo que sólo quería a darle a su parienta la posibilidad de vivir nuevas aventuras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A su señora esposa no se le habría ocurrido vender a su marido. ¿ Quién iba a pagar dos libras por semejante individuo?.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que tendría que ser la mujer la que pusiera el dinero para que se le llevaran a semejante elemento, porque además seguro que tenía algún año más que ella.
      Besos.

      Eliminar
  6. Ahí!! merecido se lo tenía.

    ;)

    Besos y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que te refieres a él.
      Besos y feliz fin de semana completo.

      Eliminar
  7. Ese cambio no benefició a nadie. De cambiar siempre para mejor.
    Besos Chema.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ella sí, que se libró de semejante individuo.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  8. Ojo que si le damos al cuento la vuelta al revés, no sabemos lo que hubiera hecho ella si el cumpleaños es del marido, y este le pide algo.

    Abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El marido seguro que tenía ya los cincuenta cumplidos.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  9. jajajajajajaaja y yo pensando "¿en qué berenjenal se está metiendo el chemita???" jajajajajajaaa
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que me va la marcha.
      Besicos, Cova.

      Eliminar
  10. Y porqué tu relato no pudo ser al revés? Abria que ver como era él. Ja ja ja

    Feliz fin de semana.

    Un cálido saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera ella la que hubiera cambiado a su marido por dos "libras" se supone que sería lesbiana y no tendría sentido que hubiera estado casada con él.
      Otro cálido saludo para ti.

      Eliminar
  11. Se quería "librar" de ella y mira... aún le pasa poco!

    Buen fin de semana y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se quedó con un palmo de narices. Con dos.
      Buen fin de semana también para ti.
      Besos.

      Eliminar
  12. Todo se regresa....no hay duda!

    Besos y feliz fin de semana 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz fin de semana también para ti, Liliana.
      Besos.

      Eliminar
  13. Creatividad no te falta, Txema.

    Y al hilo de ésta quería preguntarte si hay algún sistema en el teclado que permita que este signo: << >> quede más pequeño por defecto. Tal como sale al teclearlo es demasiado grande.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las quieres como comillas puedes ponerlas con Alt+174 y Alt+175 y te quedarán así: « ».
      Puedes sacar por Google todas las posibilidades buscando, por ejemplo, "caracteres ASCII".
      De nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias Txema. ¡Conseguido!

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Como dicen en mi pueblo, en el castigo llevó la penitencia.
    Le estuvo bien empleado.
    Me ha encantado, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado.
      Gracias, Tecla.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Se podía haber librado ella bastante tiempo atrás, porque seguro que el marido habría dado ya bastantes muestras de su calaña.
      Besos.

      Eliminar
  16. jajajaja Eres la releche en bicicleta... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  17. Le dieron gato por libra. O gato por capricornio. No, espera, capricornio por libra... No sé, el caso es que menos mal que has aclarado que el asunto era cosa de ingleses. Eso lo explica todo.

    PD: otro día te contaré un chiste de capricornio que yo me sé :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no cabe en la cabeza de un español, no vayas a comparar.
      Esperamos ansiosos el chiste de capricornio.

      Eliminar
    2. Pues esto era uno, no inglés sino italiano, que fue a que le echaran las cartas, porque estaba convencido de que su mujer acabaría engañándolo con otro.
      Mientras iba poniendo cartas sobre la mesa, la pitonisa le iba preguntando:
      -¿Cómo se llama usted?
      -Cornelio.
      -¿Dónde nació?
      -En Capri
      -¿Cuál es su signo del zodiaco?
      -Capricornio
      Y al mirar las cartas la pitonisa murmuró:
      -Predestinato...

      Eliminar
    3. La verdad es que tenía todos los números el pobre.
      Gracias por contarlo.

      Eliminar
  18. Dos libras y sin cuartillos, y además...eran Leo. cachis

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber de qué signo sería él. Seguro que no estaba en el zodiaco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Me ha recordado a aquella canción de Aute que decía "Una de dos, o me llevo a esa mujer o te la cambio por dos de veinte si puede ser".
    Vale, no tiene nada que ver con tu juego de palabras pero la mente es así de caprichosa. Jajaja.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá no tenga que ver, pero casualmente yo también yo me acordé de esa canción cuando escribía esto.
      Besos.

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Y quien a hierro mata a hierro muere.
      Saludos.

      Eliminar
  21. No quiero dejar de lado todo lo bueno que tiene este cuento, pero lo de las dos libras que son capricornios es lo más de lo más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Se podría escribir una segunda parte en la que las dos libras, que son capricornios, le ponen los cuernos con dos "libros".

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. Gracias, Conxita.
      Buen finde también para ti.

      Eliminar
  24. Jaja, qué bueno, Chema. Genial!!
    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Celia.
      Besos y buen finde también para ti.

      Eliminar
  25. Mira él que mono, hombre, ya podía haber cogido la puerta y largado. Lo tiene bien merecido.
    Besote!!

    ResponderEliminar
  26. Muy bueno! Recibió su merecido el pobre tonto, las de libra son engañosas ;)

    Un saludín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues él no sé de qué signo sería. Seguramente del alguno nuevo.
      Saludos.

      Eliminar
  27. ¡¡¡Genial, genial, genial!!! ¿Te cuento un secreto? Yo tengo sangre inglesa en las venas, jajaja, ¿mira que si me da por "canjear" a mi marido? Lo bueno del caso es que él es ¡libra!, así que problema resuelto.

    Besitos, Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además tú tendrías que cambiarlo por dos libros, porque con dos libras no ibas a hacer nada.
      Besos, Sara.

      Eliminar
  28. Respuestas
    1. Gracias, Julio David.
      Más saludos también para ti.

      Eliminar
  29. Respuestas
    1. No quería una taza y tuvo que apechugar con dos tazones como él.
      Besos.

      Eliminar
  30. Hola paso por tu blog me gusta. De machista nada los cuentos, cuentos son, y las historias se cuentan tal cual. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los cuentos tradicionales hay mucho machismo.
      Gracias por tu visita. Voy a ver lo que escribes tú.
      Saludos.

      Eliminar
  31. Jajaja se lo tuvo bien merecido eso le pasa por hacer el cambio, a veces es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer jajaj.

    Pues que tarde llegue a tu blog casi pasas de página pero llegué.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que estaba peor él que la parienta.
      Hasta el martes no publico.
      Besos.

      Eliminar
  32. Todo tiene una ida y una vuelta... Sobre todo algunas monedas...

    Ja,ja,ja

    ResponderEliminar