Cita del día



CITA DEL DÍA: “Hay tres maneras de arruinarse: las mujeres, el juego y los técnicos. La más placentera, las mujeres. La más rápida, el juego. Pero la más segura, los técnicos” (Georges Pompidou).


lunes, 22 de julio de 2019

Refranuevo (82)



Reinvención de sentencias del refranero tradicional



No es mala la muerte, cuando se lleva a quien debe.
Ya somos muy mayores para seguir pensando que los buenos son los de nuestra banda.

*** 

Fontanero remilgoso, fontanero sin reposo.
Si has venido de etiqueta a desatascar el retrete, cambia de oficio y vete.

*** 

No muevas lo que esté bien.
No trates de mejorar lo que tienes aprobado, antes de aprobar lo que tienes suspendido.

*** 

Para decir la verdad, poca elocuencia basta.
No hay más sencilla y convincente explicación, que la que puedes dar cuando te asiste la razón.

*** 

Por el alabado dejé al conocido y vime arrepentido.
Con razón me dicen que soy yo el culpable, por haber confiado más en un desconocido que en mi padre.

*** 

Por ir mirando a la luna, me caí en la laguna.
Por volverme para mirarle el culo a una maciza, su marido me pegó una paliza.

*** 

Si de la tierra naciste y a la tierra has de volver, ese orgullo, ¿por qué?
Vivió tan lleno de orgullo por su lugar de procedencia y quienes le precedieron, que no encontró tiempo para dejar un motivo de orgullo por él a quienes le sucedieron.

***


31 comentarios:

  1. Muy chulos. Me ha gustado mucho lo de no mover lo que ya está bien. Bueno, y el lampista :-)

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Hay que ir con mucho cuidado... hay maridos que tienen vista de lince, jajajaaa

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó la de confiar en el padre antes que en desconocidos.

    Creo que los que nos conocen a fondo nos pueden dar buenos consejos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. El orgullo no conduce a nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Quien no tiene nada individual de qué envanecerse, se envanece de haber nacido aquí o allí” (Arthur Schopenhauer).
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hay que ver cuántos refranes existen e incluso con la misma enseñanza, pues la de confiar antes en un deconocido que en del propio padre, tambien valdría lo de que más vale loco conocido que cuerdo por conocer, o algo así, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que estoy leyendo unos cuantos me estoy encontrando muchos que vienen a decir lo mismo, incluso otros que se contradicen. De hecho, muchos de los míos discrepan de los originales.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El primero no lo había oído nunca, pero tiene más razón que un santo.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión el reinventado por mí lo contradice.
      Feliz día también para ti, Rita.

      Eliminar
  7. Interesante forma de meditar en contenidos implícitos, explícitos y contradictorios de la sabiduría popular

    ResponderEliminar
  8. No dejan de sorprenderme las combinaciones de sabiduría e ingenio que salen de esta coctelera de refranes que has inventado.
    Me ha gustado especialmente el del padre.

    ResponderEliminar
  9. Esa primera que te has inventado, habría que ponerla en el Congreso de los Diputados.

    ResponderEliminar
  10. Al primero, lagarto, lagarto... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  11. Son todas buenísima y muy ingeniosas las comparativas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hay dos clases de maridos, los que se molestan cuando uno aprecia el culo de su mujer y los que se ríen de los mirones, y a veces te topas con un pendejo que te echa un guiño.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Hola Macondo. No te creas que te librarás de mí, jeeeeee aquí ando mirando y admirando. Abrazos,

    ¡Estupendos todos!

    ResponderEliminar
  14. Jjajaja a mí me ha hecho mucha gracia el de mirarle el culo a una maciza, me imagino la escena jajajaaj, pero lo que no está bien es darle una paliza por eso jajajaaj, jolines que los ojos son libres para mirar a quién queramos, faltaría más.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar