Cita del día



CITA DEL DÍA: “Mi consejo es que te cases. Si encuentras una buena esposa serás feliz; si no, te harás filósofo” (Sócrates).


sábado, 4 de mayo de 2019

Refranuevo (31)



Reinvención de sentencias del refranero tradicional



El comer y el rascar, todo es empezar.
El leer, como el escribir, no es sólo aprender, sino seguir.

***

El buey sin cencerro, piérdese presto.
Si lo que tienes no está bien atado, ir a buscar más resulta alocado.

***

El hambre agudiza el ingenio.
Como hambre tenía, se comió una langosta para ver si valía.

***

De enamorado a loco va muy poco.
De indiferente a enamorado va lo que de prudente a chiflado.

***

El peligro pasado, el voto olvidado.
De “te ofrezco si me ayudas” a “si te he visto no me acuerdo”.

***

El que la hace la paga.
El que la hace la vende y el que la compra la paga.

***

El que la sigue la consigue.
Si por un tozudo maño eres pretendida, date por vencida.

***


50 comentarios:

  1. El hambre y el ingenio es una gran verdad, y el Lazarillo de Tormes es buen ejemplo, así que hasta una langosta, insecto y no crustáceo, serviría

    Un abrazo y feliz sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta El Lazarillo de Tormes. Me trae grandes recuerdos universitarios.
      Hasta los caracoles sirven, fíjate tú.
      Un abrazo y feliz sábado.

      Eliminar
  2. Comentario comercial: el que la vende la vende mucho mas caro que la pago a el que la hizo. Intermediarios e impuestos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay tres o cuatro intermediarios desde el que produce hasta el consumidor y todos suben el precio, como por otro lado es lógico.

      Eliminar
  3. Jajaja, el hambre agudiza mcuhísimo el ingenio, por eso mis abuelos eran tan listos, y mis suegros tambiéin.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno que el que la compra la paga jaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son dos acepciones distintas del verbo "hacer".
      Besos.

      Eliminar
  5. Mirando el santoral encuentro el siguiente refrán (4 de mayo)
    "San Felipe y Santiago, que sepan las damas que mayo ha entrado"

    ResponderEliminar
  6. jajaja...el último es muy apropiado.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Y aunque no sea uno maño, por tozudo no queda...jajaja
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos los maños los que llevamos esa fama de tozudos. "Constantes", que queda más fino.
      Saluy y abrazo.

      Eliminar
  8. Me gusta como se estiró el que la hace la paga, jajajaj una versión marxista de la frase
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de la acepción que se tome del verbo "hacer".
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Y la tapa del libro?no la veo y me parece que si es tuyo mas valor tiene,gracias por sumarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tienes arriba, a la derecha: "Diccionario en tono de humor".
      De nada.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Como haces alusión a ese refrán, aprovecho para poner aquí que cambio "perdida" por "vencida".

      Eliminar
  11. Si un maño porfía, nadie te fía, pues a él te debías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo he entendido.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Para que van a dejar a quién acabará dependiendo de otro.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias por la aclaración.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Jjajajaja, me río de lo de los maños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como el chiste de Juanico, el de la petaca del cura. Es muy largo, así que mejor no te lo cuento.

      Eliminar
    2. Te lo pego, que lo he pillado por internet. Aquí lo llaman Aniceto, pero para el caso es lo mismo:

      Va a llegar un nuevo cura destinado a Torrecilla en Cameros, y Aniceto el albañil, se ofrece para ir a recogerle con su coche a la flamante nueva estación de tren de Logroño.

      Llega el cura y en el coche, de camino a Torrecilla, saca una petaca, hermosa y reluciente, con dos patos grabados y da un sorbo.

      Aniceto, observa y le dice al cura:
      – Jo, señor cura, qué petaca más bonita tiene Ud. Que bonitos patos, que brillo.Yo, con eso en el pueblo, iba a fardar la releche…

      El cura comprometido ante la petición le responde:
      – Mira Aniceto, te regalaría la petaca, pero es un recuerdo de familia, de mi difunto padre, y no me quiero desprender de ella.

      Al cabo del rato, el cura, muerto de sed, vuelva a sacar la petaca.

      Aniceto vuelve a la carga y le dice:
      – Señor cura, qué petaca más bonita tiene Ud. Yo con eso, lo que fardaría en el pueblo. ¡Regálemela señor cura, por favor!

      El cura ante la insistencia le contesta:
      – Ya te he dicho que no puedo, es un recuerdo de familia y no quiero desprenderme de él.

      Pasa un rato más, y el cura, para volver a saciar su sed, vuelve a beber de su petaca.

      Aniceto con los ojos abiertos de par en par le ruega:
      – Señor cura, qué petaca más bonita, si me la regalase, lo que iba a fardar yo en el pueblo.

      Y el cura, ya hasta los mismísimos co….., le da a Aniceto la dichosa petaca.

      Pasan los días, y una vez que está el cura en el confesionario de la Iglesia Parroquial de San Martín, entra Rosa, una bella chica del pueblo:

      Rosa:
      – Ave María purísima…

      Cura:
      – Sin pecado concebida. Dime hija…¿cuáles son tus pecados…?

      Rosa:
      – Mire señor cura, es que mi novio, quiere y quiere… y yo que no, que hasta que nos casemos, nada de eso, pero es tan tenaz y lo pide con tanta insistencia que no sé cuanto tiempo voy a poder resistir…

      Cura:
      – Muy bien hecho hija, tienes que hacerte respetar, y si el verdaderamente te quiere, sabrá esperar a que os caseis.

      Rosa:
      -Ya padre, si mis convicciones religiosas están claras, pero si ustéd conociera a mi novio, vería que no es tan fácil.

      Cura:
      – Pero hija, no creo que sea para tanto, de todas formas, dime ¿quién es tu novio?

      Rosa:
      – Aniceto, el albañil.

      – ¡¿Aniceto el albañil has dicho?! ¡Pues hija, date por jodida!

      Eliminar
    3. Jajajajaja, no lo sabía.
      Gracias por la sonrisa que me llevo puesta a la cama, jajajajaja

      Eliminar
    4. La versión que te he puesto no es muy buena, pero contado por uno con chispa y de viva voz es muy gracioso.

      Eliminar
  13. He ido a ver qué es "maño". Ahora lo sé :)
    ¡Muy buenos, Macondo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy maño (de Aragón). Llevamos fama de tozudos.
      Gracias, Silvia.

      Eliminar
  14. "El que la hace la paga". Sí... y el dinero no da la felicidad, la compra.
    Saludos, Macondo!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será un consuelo de pobre, pero siempre he pensado que el dinero no da la felicidad. En muchas ocasiones hasta estorba para conseguirla. No tienes más que ver la cantidad de millonarios infelices que hay por el mundo.
      Saludos.

      Eliminar
  15. Con hambre, yo me comería hasta lo impensado. Una langosta en ese contexto sería un lujo, fíjate.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gracia estuvo en la primera persona a la que se lo ocurrió probar una langosta para ver si podía servir para comer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Jajaja el del tozudo maño me ha hecho carcajearme.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Estoy aprendiendo un montón de refranes, y además en dos versiones :)

    ResponderEliminar
  18. No tengo inconveniente alguno quitarme el hambre con langosta, jeeeeeeee.
    Francamente, aquí no tiene desperdicio ná, me quedo con toítos. Son geniales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora no vale. La gracia estaba cuando a nadie se le había ocurrido que eso podía ser comestible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. No sabía lo del tozudo maño! Jajajajaj

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los maños llevamos fama de ser tozudos, aunque no seamos tauro.
      Besos.

      Eliminar
    2. Sabía de la tozudez maña (una de mis abuelas era aragonesa) pero no aplicada al amor!

      Eliminar
    3. Si le gustaba tu abuelo y lo conquistó ahí está la cosa, aunque por aquél entonces lo de que fuera la mujer la que tomara la iniciativa no era frecuente.

      Eliminar
  20. Jjajaja qué bueno el del enamorado me parto de la risa jajaajajaj.

    Más besos.

    ResponderEliminar