Cita del día



CITA DEL DÍA: "El problema cuando se busca a la mujer perfecta, es que ella probablemente está buscando al hombre perfecto" (Phil Moss).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Esa eñe no se toca


viernes, 5 de febrero de 2016

El ascenso a cabo






Como tantos otros jóvenes de su época, fue a hacer el servicio militar a regañadientes. Justo en el momento en que sus fuerzas eran ya las de un hombre, le quitaban un año de trabajar en casa para perder el tiempo en no se sabía qué. Cuando acudieron sus padres a la jura de bandera ya le encontraron de otra manera. Alguien le había dicho que eso podía convertirse en una profesión, con un sueldo garantizado todos los meses. Una vez destinado al regimiento, su buena relación con un sargento terminó de convencerle. No pegó ojo en toda la noche del día en que le dijo que fuera preparándose para hacer un curso que le permitiría ascender a cabo. Quién iba a decírselo a él, hijo de un modesto labrador, con apenas conocimiento de las cuatro reglas y que le venía justo para leer y escribir... que iba a convertirse en unas semanas, sin dejar de ser hombre, en toda una señora lengua de tierra con el apasionante objetivo de penetrar en el mar.


43 comentarios:

  1. Pues no quiero ni pensar en la anécdota de otro accidente geográfico llamado "golfo", :-). Jugando, qué crack.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, qué bien juegas a dar la vuelta a las cosas! :)
    Me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha gustado jugar con las palabras. Estuve haciéndolo mucho tiempo con mi Diccionario, que tiene más de mil palabras reinventadas. Si te apetece, puedes echarle un vistazo. Ahora estoy cambiando definiciones por microrrelatos.
      Gracias, Celia.
      Besos.

      Eliminar
  3. Los caminos de la carrera militar son insondables...
    Jajajajaja
    A mi también me encanta como le das la vuelta a las palabras y juegas con su doble significado.Eres tremendamente imaginativo y tienes el poder de poner esas imágenes en nuestra cabeza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja. Me has pillado. Estaba pensando en cuerdas y en atar cabos. Nunca consigo adelantarme a tus procesos mentales. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te pusieras a la altura de mis procesos mentales estarías tan zumbada como yo. Tus locuras son muy sensatas.
      Besos.

      Eliminar
  5. Chema,menudo giro le diste a la historia de este soldado raso, lo que pase a partir de ahora nunca lo sabremos. Eres especialista en este tipo de historias, juegas mucho al despiste.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor no saber lo que va a pasar a partir de ahora, porque seguro que será más aburrido que lo que podamos imaginar.
      Besos.

      Eliminar
  6. jajaja Se iba a convertir en chusquero, o no, quien sabe, pero era una de las pocas opciones de no pasar hambre en aquellos tiempos franquistas, los galones míos eran verdes por estar en aviación, pero nunca fui tierra... :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquellos tiempos pueden ser los que tú dices y también los míos, en los que ya no se pasaba hambre y seguía reenganchándose gente.
      Salud, Genín.

      Eliminar
  7. jopé Macondo, nunca sé por dónde vas a salir jajajajajajaja
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor para ti. Y también para mí. Así te sorprendo.
      Besicos.

      Eliminar
  8. Pues sí, la frase sale sola: unos quieren ser cabos y otros preferimos ser golfos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy consciente de que os la he puesto a huevo.

      Eliminar
  9. Es normal que no durmiese, con esa futura misión de penetrar en el mar!!! :-)
    Muy bueno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el miedo que nos da el mar a los que somos de secano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Eres un crack en darle las vueltas a las cosas. Eso decía antes, que el servicio militar era un tiempo perdido. Pero bien al final ha servido para algo. Desde hace unos años, porque antes creo que tampoco era sí, el año de mili cuenta como si se hubiese estando trabajando y cotizando, me refiero para el tema de las prejubilaciones y demás.

    Abrazo amigo Macondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego en mis tiempos no creo que cotizase para nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ahhhhhh Chema! jejeje nunca se sabe por donde vas a salir.... jijijiji

    besitos =)))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por otro cabo. Mira que es fácil.
      Besos.

      Eliminar
  12. Que paso "cuando tenia una buena relacion" con un commandante ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "buena relación" ya pensé que habría alguien que lo tomaría por dónde no iba. No pensaba que serías tú. Como eres, Manouche.
      Quizá cuando tenga una "buena relación" con un comandante llegue a teniente sin parar por otras graduaciones intermedias.

      Eliminar
  13. Yo hubiera preferido ser golfo, pero vamos... cabo no está mal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más encanto tiene lo de golfo, desde luego.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Jajajaja ¡lo sabía! En este no me has pillado, sabía como terminaría el cuento xD También sopesaba la posibilidad de que se convirtiera en trozo de cuerda, que en el ejército también es posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea que has estado en todo momento al cabo de la calle.

      Eliminar
  15. ¡Buenísimo, Chema! Y te vuelvo a llamar crack porque tus relatos no son historias enlatadas con un final muy sabido. Tus cuentos son magníficos y me dejan siempre boquiabierta de admiración. Ya, ya sé lo que vas a decirme, pero no te canses. No crack, no: lo siguiente.
    Un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te digo nada, para que te quedes contenta. Eso sí, te doy las gracias.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Jajajajajaja, que bueno y que talento tienes para dar semejante giro a tus escritos siempre tan llenos de ideas.
    Joooooooo... mira tú, hoy yo no se que decirte :)

    Pero te dejo un beso bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me digas nada. Me conformo con el beso, si es tan grande como dices.
      Otro para ti.

      Eliminar
  17. jajajaja muy bueno, Macondo. Y para cuando el al-mirarte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por almirante? Por ahí me piden el golfo.
      Besos.

      Eliminar
  18. Jejejejeje Siempre es mejor el mar, con diferencia. Besitos posesos!

    ResponderEliminar
  19. Ay, las palabras y sus juegos... Buen relato, muy bien elaborado

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Hoy no entendí por más claro que esté. No logro atar ni un cabo suelto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente no está tan clara la cosa. En realidad estoy jugando con dos acepciones de la palabra cabo, una militar y otra geográfica. Cabo es una de las más bajas graduaciones militares y al mismo tiempo una lengua de tierra que se introduce en el mar.
      Besos.

      Eliminar
  21. Citando a no recuerdo quien, decir "inteligencia militar", ¿no es una contradicción en sí mismo?

    A ese joven le vaticino un próspero futuro en la carrera: sin duda llegará a general.

    ResponderEliminar
  22. Pues menos mal que finalmente tomó tierra el asunto de manera tal.
    Peor hubiera sido que estuviera en una compañía de zapadores y hubiera tenido que llegar a ser quepo en vez de cabo
    Al fin y al cabo en marinería hubiera tenido cuerda para rato y al borde del miedo ahogarse en una tina de agua.

    Ciertamente, el tipo, no era tan lerdo pues en asuntos de tierra (de familia de labradores) y orografías conocía definiciones interesantes.
    Luego, para topógrafo nada mal *sería.

    Genial el relato, es usted un hacha y no por eso *sería otra cosa el chico.

    Un saludo

    ResponderEliminar