Cita del día


CITA DEL DÍA: “La modestia es el complemento de la sabiduría” (Bernard Le Bouvier de Fontenelle).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Las habichuelas mágicas (cuento)


jueves, 5 de marzo de 2015

Mi sobrino Antonio (8 de 9)






Mi hermano el mayor siempre dijo que a los niños había que educarlos como a los perros: sin concesiones. Si no quieres que el perro te ponga las patas encima, debes recriminárselo desde la primera vez que lo hace. A lo sumo tendrás que darle un pequeño aviso en el morro. Si después de que te las ha puesto mil veces pretendes enseñarle a que no lo haga, tendrás que darle una somanta de hostias; la que deberías llevarte tú por no haber sido consecuente.

Siempre pensé que las teorías de mi hermano sobre la educación de los hijos se caerían estrepitosamente cuando tuviera uno, pero estaba equivocado. Mi sobrino Antonio es el chico más educado que conozco. Desde niño se ha comportado como todos quieren que se sean los hijos de los demás, aunque ellos tengan los más maleducados. Sus padres partieron de la base de que era suya la responsabilidad de que no molestara, en vez de ser de los de alrededor la obligación de soportar impertinencias ajenas.

No creo que por el hecho de que los mimbres fueran excelentes haya que quitar mérito al cestero, lo mismo que no hay que quitárselo a la calidad de los mimbres por el hecho de que el cestero fuera bueno. Mi sobrino ha salido así de bien gracias a sus padres que han sabido encauzarlo y a él que se ha esforzado.

Después de la educación, la segunda cualidad que destacaría en Antonio es la bondad. Si le pides un favor no solo va a hacértelo, sino que además se considerará más que pagado por la satisfacción de haber podido ayudarte. Además te lo hará bien, porque es concienzudo e inteligente.

Incidiré en esa inteligencia como su tercera cualidad, antes de que alguien piense que mi sobrino es bueno porque no sabe ser de otra forma. Es como es porque le sale de las pelotas y porque su cuarta cualidad es la paciencia para aguantar a mi hermano como educador, pero si en un momento determinado quiere salirse por la tangente lo hará, dándole además los muletazos necesarios para que no se mosquee.

Ese es mi sobrino Antonio, portador del nombre que ha ido pasando de primogénito a primogénito en las últimas  cinco generaciones de mi familia. Todo un honor para nosotros que sea precisamente él quien lo lleve, después de su tatarabuelo, su bisabuelo, su abuelo y su padre.


Gonzalo (7)                                                Página principal                                                  Lucía (9)

40 comentarios:

  1. Pues felicidades por ese sobrino, que parece una gran persona por lo que cuentas. Me ha gustado la reflexión sobre los méritos de cada uno.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y muchas felicidades por el fichaje que has hecho para el cuidado de tu niña. La tranquilidad con la que vas a poder marcharte de casa estando ella, no tiene precio.
      Besos.

      Eliminar
    2. Efectivamente, eso sí que no tiene precio!

      Eliminar
    3. Me alegro mucho por vosotros.

      Eliminar
  2. Ya te he dicho en alguna ocasión que me alegro de la familia que tienes, ya que todos no pueden decir lo mismo. Así que bien por tu sobrino Antonio en este caso, y bien por ti.

    Abrazo Macondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que te lo agradezco.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Tío y sobrino. Mi querida Mafaldita os confunde.
      Muchas gracias, Tracy.

      Eliminar
  4. Chema, qué te voy a decir yo ... Me ha encantado!
    Lo hemos educado lo mejor que hemos sabido, con nuestros errores y aciertos, pero nos lo ha puesto fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chaval tiene buena pasta, pero tampoco hay que quitar méritos. Ni a vosotros, ni tampoco a él.

      Eliminar
  5. Felicitaciones a los padres y a tu sobrino que ha sabido aprender la lección.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. No se puede decir mejor cómo es nuestro sobrino Antonio. Todo un honor para nosotros que sea él quien lleve el nombre.

    ResponderEliminar
  7. Qué maravilla que lo que se diga de un hijo(a) es que es educado, bueno e inteligente. Creo que es todo lo que se puede soñar para un hijo(a). Seguro que algo le aprendió al tío, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los padres los que cargan con ese peso. Los tíos como yo lo único que tratamos es de estorbar lo menos posible, pero la verdad es que educamos poco. Y qué voy a decirte de los abuelos.
      La que pronto vas a traer al mundo tiene garantizadas muchas cualidades heredadas de su madre, entre ellas la sensibilidad.
      Besos.

      Eliminar
    2. Dios te oye, Macondo :) ¡Gracias!
      Besos míos y de parte de ella ;)

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Silvia.
      Más besos para las dos.

      Eliminar
  8. Entonces la teoría de tu hermano no estaba tan errada, quien lo diría hehe.
    Me alegro que hayan logrado tanta madurez y atención en tu sobrino. Es bueno saber que las nuevas generaciones no están del todo perdidas :). Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaba errada, no. Y que nadie piense que mi sobrino ha sido maltratado, ni nada por el estilo. Simplemente sus padres han estado siempre muy pendientes de él.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Uchalas con razón mis perros no obedecen ni a mi ni a nadie, les dejé hacer muchas cosas y voy por el mismo camino con La Bella, ay. ¡Virgen del Chongo Parado ampárame!

    Besos de madrugada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los perros ya no tienen remedio y a la Bella ya la educarán sus padres, que los abuelos (ni los tíos) no están para eso.
      Antes te he sorprendido yo con la Virgen de los Desamparados, pero esta del Chongo Parado soy yo el que no la tenía oída. Ya me dirás si es de confianza, para echarle unos rezos.
      Besos de tarde.

      Eliminar
  10. Muy de acuerdo con la idea educacional de tu hermano, siempre he pensado así, y ahora intento llevarlo a cabo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final vais a pertenecer a la misma escuela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Es obvio que ambos han puesto de su parte y el resultado ha sido estupendo, por lo que se ve. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  12. Y además, por lo que deduzco, Antonio debe ser deportista y gustarle entrenar en el gimnasio. Desde luego que el chico lo tiene todo; el yerno ideal para cualquier madre :D
    Y tú, cuando escribes sobre tus sobrinos, estás en tu elemento y brota ternura en cada uno de los renglones. El octavo sobrino es también muy especial.
    Con respecto a la educación de los críos, pienso que una de las tareas más difíciles para unos padres es hacer atractiva la exigencia que ellos mismos practican (no pueden pretender los padres que los hijos practiquen cosas que ellos no hacen). Así que me parece que la clave está en educar seduciendo con los valores que no pasan de moda. E impartir confianza en ese “entrenamiento”; solo quien sabe exigir, sabe impartir confianza. Cuando los valores acaban integrándose en el comportamiento de un hijo, se convierten en una especie de segunda naturaleza. Ya hablamos de virtudes; las que tiene Antonio. Enhorabuena.
    Un fuerte abrazo, Chema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hace gimnasia, sí. Y encima va bien en los estudios. Lo que se dice un parto bien aprovechado. Nos lo van a quitar de las manos.
      Ya solo me queda una y no es precisamente menos especial.
      Está claro que el ejemplo es primordial. Einstein lo decía y yo recogía sus palabras en mi última entrada.
      Muchas gracias, Karima.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Me encanta ir sabiendo de ti poco a poco y me gusta cómo describes a tu familia. Sabes transmitir y me has hecho envidiar eso de tener sobrinos porque implicaría haber tenido hermanos, tengo muchos pero de primos hermanos...

    Gracias por compartir estos trocitos tuyos.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco yo tengo hijos y tú tienes dos hijas preciosas. Los dos tenemos una gran familia.
      Besos apretaos también para ti, hermosa.

      Eliminar
    2. Jajajaja, me hace gracia que cada vez que hablas de mis hijas, sólo nombras a dos y tengo tres, dos gemelas y una "suelta"...

      Sí que tengo una gran familia... y otra grande también de amigos.

      Más

      Eliminar
    3. Pues mira, la suelta no la sabía. Más a mi favor entonces.
      Una miríada.

      Eliminar
  14. Parece que el nombre cayó en inmejorables genes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena por ese pedazo sobrino!!!! claro que de casta le viene al galgo, ¿no?
    Besiness

    ResponderEliminar
  16. Maravilloso Antonio, tiene tanto atractivo que piensas no puede existir pero de repente ahí está y claro el chico que todas las madres quieren para sus hijas.
    Muchas veces me he preguntado ¿cómo personas con ideas sobre educación... consiguen resultados tan admirables y personas que se lo saben todo logran fracasados? En educación hay algo tan importante como el amor entrañable de un padre, la confianza, el enseñar a pescar no dar el pescado... la experiencia de muchos padres que han intentado hacerlo lo mejor que han sabido debiera tenerse en cuenta en los planes educativos por los éxitos logrados y no las teorías modernas que se implantan ahora que tratan a los niños como si fueran de cristal, no hay que traumatizarlos, no hay que... ¿A dónde vamos a llegar?

    ¡Vaya rollo que te he colocado!
    Disfruta de tu familia tú que la tienes tan especial. Un beso Chema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un rollo, María Pilar. Estás recordando esa educación que nos dieron a nosotros, cuando todavía no se habían inventado los traumas infantiles. No éramos más infelices. Valorábamos más lo que teníamos, porque no era todo lo que queríamos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. No sé si ya lo habré mencionado pero si tu tienes un sol de sobrino es indiscutible que Antonio tiene un lujazo de Tío! He dicho.
    Besitos posesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco hacía falta que me sacaras los colores, pero muchas gracias hermosa.
      Besos. Más.

      Eliminar