Cita del día



CITA DEL DÍA: "El problema cuando se busca a la mujer perfecta, es que ella probablemente está buscando al hombre perfecto" (Phil Moss).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: Esa eñe no se toca


viernes, 21 de agosto de 2015

Blancanieves (cuento)






Blancanieves era la hija que el monarca del lugar había tenido con su ex. La parienta actual la llevaba con cierta resignación, hasta que se fue dando cuenta de que (lo que son las cosas de la naturaleza) mientras ella perdía lozanía con el paso del tiempo la chavala estaba cada día más buena. Como la envidia es muy mala, decidió quitársela del medio. Algo tuvo que pasar (aunque está sin confirmar) para que el cazador encargado de la ejecución le perdonara la vida. El caso es que la joven fue a parar a casa de unos enanos, que la acogieron encantados a cambio de que les hiciera la comida, la limpieza y etcétera. Pero la madrastra descubrió el pastel a través del facebook. Ni corta ni perezosa se presento allí, engañó a la pobre ingenua con una manzana envenenada y se la cargó. Por mucho que fue un príncipe a darle besos, el veneno había pasado al torrente sanguíneo y esas cosas son irreversibles. En definitiva que los enanos, muy a su pesar, tuvieron que volver a hacerse la comida, la limpieza y a la masturbación.


42 comentarios:

  1. jajaja, cuidado con lo que se publica en facebook, los enanos no estuvieron listos, dejando a blancanieves conectarse a la red

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecharía para conectarse cuando los enanos estaban currando en la mina.
      Saludos.

      Eliminar
  2. ahora que peor lo tuvo la bella durmiente.. después de 100 años durmiendo a saber que sapo o que príncipe se atrevió a besar a la bella, y encima vaya lío al ponerse al día con las tecnologías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que hay cuentos bastante plagiados unos de otros. Por un pinchazo o por una manzana, pero resulta que las dos se quedan dormidas y a las dos tiene que despertarlas el beso de un príncipe. Qué poco originales.
      Con lo de ponerse al día me estaba acordando de Walt Disney. Si de verdad está congelado, el día que lo descongelen se va a quedar alucinado.

      Eliminar
  3. Jajajajaja.... qué bueno...


    Muchos

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. ¿Los enanos? Más pobrecilla veo yo a la pobre Blancanieves, que la envenenan.

      Eliminar
  5. Me quedao muerta con la historia. Pero qué bicho más malo la tía esa. No ha parao hasta cargársela del tó. Ahora te digo una cosa, la tragedia de los pobres enanos no tiene parangón. Ni mijita. Ya me dirás tú cómo se las apañan ahora sin Blancanieves, tan acostumbrados ellos a ponerse púo de tó lo bueno. Amos, que ni punto de comparación. Y tó por el facebook de los cojones.
    Otra cosa, royo. Si te descuidas, estos cuentos versionados van a rivalizar con el diccionario. Qué pechá de reir me dao. Ole, ole y ole. Viva tú y viva la madre que te parió.
    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto así, realmente las víctimas son los enanos, que se ven privados de tantas cosas. Al fin y al cabo Blancanieves lo único que ha perdido ha sido la vida.
      Lo malo de estos cuentos es que las abuelas no quieren contárselos a sus nietas (Malque a la Bella y mi hermana a Ariadna, por ejemplo). Rarezas de abuela.
      Otro fuerte abrazo y buen fin de semana también para ti.

      Eliminar
  6. De mi direccion a los enanos me encargo de los siete !

    ResponderEliminar
  7. Pero chema, muy buena interpretación. Y mire usted a esta Manouche. En este blog tan correcto estan todos "tirando la chancleta" como decimos por acá.
    Un abrazo, muy buena la idea y muy bien escrita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que este blog es una especie de cajón de sastre en el que cabe casi todo.
      Gracias, Fernando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es que eso de curar los efectos de un veneno a base de ósculos nunca me pareció que tuviera mucha base científica. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco y mira que son reincidentes.
      Besos.

      Eliminar
  9. Mucho mejor así eh...
    Vamos, ni punto de comparación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos se entiende, ¿verdad?
      Saludos.

      Eliminar
  10. Encontré la razón por la que el cazador le perdonó la vida a Blancanieves!!!!
    (en mi blog)

    =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo había pensado que la razón había sido la compasión. ¿A ti se te había ocurrido otra posibilidad antes de descubrir la verdad?

      Eliminar
    2. Por supuesto que no! En eso mismo pensé yo, qué otra cosa podía ser????

      =)))

      Eliminar
    3. Ya me parecía a mí que tu eras una chica con la mente muy limpia como para pensar en cosas retorcidas.

      Eliminar
  11. Geniallllllllllllll, jijijij. pobre blancanieves, a los enanos que les den, que aprendan hacer las cosas, que no siempre van existir criadas para todo, porque esta blaquita era una chica 10, sino que le pregunten al cazador, que en lugar de cazarla el cazado fue él.
    Creo que te llamas Chema, pues eso gracia Chema por el cuento, muy propio de los tiempos que corren.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que desconozco es el motivo por el que la chica no se quedó con el cazador. Quizá prefiriera estar contemplada por siete, aunque le tocara currar un poco.
      Me llamo Chema. Lo que Macondo lo tengo prestado de mi novela favorita.
      Besos, Puri.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Ligeramente retocados, para que no puedan acusarme de plagio.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. No sé si son tolerados para los sobrinos menores.
      He ido a ver tu blog y me ha parecido que no había salido de mi casa.

      Eliminar
  14. Si es que el facebook es el demonio no entiendo cómo la gente no se da cuenta...que una ahí se entera de tó! Y más si es bruja.

    Los enanos...no creo que les cueste mucho volver a hacer lo que hacían antes, aunque cierto es que no tan bien y no tendrán la casa impoluta pero sobrevivirán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entiendo la fiebre por el facebook, la verdad.
      A los enanos les tiene que costar, no digas que no. Sin meternos en profundidades, no es lo mismo volver a casa y seguir viendo a Gruñon que encontrarte con una chavala agradable y de buen ver.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Hay que renovar nuestros cuentos infantiles con nuevas versiones.

      Eliminar
  16. Blancanieves también masturbaba a los enanitos?? Madre mía, qué trabajera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que pasaban a relaciones mayores.

      Eliminar
  17. Mejor morir que aguantar a siete enanos palurdos maleducados si con uno apenas se puede, no imagino a la pobre Blanca atendiendo a siete enanos. Cruz cruz que se vaya el diablo y venga Jesús.

    Beso

    ResponderEliminar
  18. ¡jajaja! pero si es el cuento real, bueno lo de facebook pudo llamarse de otra manera, pero el cuento es tal cual lo has escrito, lo demás son versiones distorsionadas de la realidad. El veneno es veneno, los enanos enanos y la madrastra...
    Más besos por la tarde de cuento que gratuitamente estoy pasando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo dándomelas de original, jajaja. Te advierto que algo ya me temía.
      Un lujo el tiempo que me estás dedicando.
      Besos.

      Eliminar
  19. Es lo que pasa cuando abres la windows de la casa de los 7 enanitos, que te llega alguien con una appel y te envenena para siempre y ya no dibujas con otras cosas

    Cuando subo al monte, a las cumbres, y llevo a alguien conmigo, siempre me preguntan dónde hay turbas...Yo les digo que en cualquier lugar bajo las esponjosas hierbas hay turbas y más turbas, y más turbas.
    A veces, terminamos -felizmente- sobre ellas...
    Son cosas que pasan

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira con qué retraso descubro tu visita. Gracias por ella, aunque sea siete meses después.
      Un saludo.

      Eliminar