Cita del día



CITA DEL DÍA. “El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve la vista” (Georg Christoph Lichtenberg).

Entrada antigua de la semana

ENTRADA ANTIGUA DE LA SEMANA: La novia del ordenador


viernes, 30 de noviembre de 2012

Citas (231 a 240)








231. “Un acto de justicia permite cerrar el capítulo; un acto de venganza escribe un capítulo nuevo” (Marilyn vos Savant).


232. “Debemos obrar como hombres de pensamiento; debemos pensar como hombres de acción” (Henry Bergson).


233. “El falso amigo es como la sombra, que nos sigue mientras dura el sol” (Carlo Dossi).


234. “El fanatismo consiste en redoblar el esfuerzo cuando has olvidado el fin” (Jorge Santayana).


235. “El futuro es ese periodo de tiempo en el que prosperan nuestros negocios, nuestros amigos son verdaderos y nuestra felicidad segura” (Ambrose Gwinnet Bierce).


236. “El genio es un rayo cuyo trueno se prolonga durante siglos” (Knut Hamsum).


237. “El saber y la razón hablan; la ignorancia y el error gritan” (Arturo Graf).


238. “Estar contentos con poco es difícil; con mucho, es imposible” (Marie Ebner-Eschenbach).


239. “El futuro nos tortura y el pasado nos encadena; he ahí por qué se nos escapa el presente” (Gustave Flaubert).


240. “¿Cómo pretendes que otro guarde tu secreto si tú mismo, al confiárselo, no lo has sabido guardar?” (François de la Rochefoucauld).


Citas (221 a 230)                                   Página principal                                   Citas (241 a 250)

domingo, 25 de noviembre de 2012

Carta a Miliki






Querido Miliki:

Pocas veces concurren los sentires de todas las generaciones. Hoy es el día. Estamos de luto. De un luto unánime que aglutina a abuelos, padres, hijos y nietos. Estuviste siempre tan desprovisto de egolatría que eres capaz de preguntarme el motivo.

Te nos has ido Miliki.  Con  tu marcha se nos han apagado definitivamente las luces de ese vuestro circo que alegraba siempre el corazón. Esas que se fundieron estrepitosamente cuando una cruel transfusión se llevó por delante a tu entrañable hermano Fofó, hace ya más de treinta y cinco años. Las mismas que volvieron a apagarse cuando se fue Gaby en 1995. Pero nos quedabas tú como último representante de ese sendero abierto a nuestra infancia. 

Tendrás razón si me dices que vuestras canciones impedirán que en ese camino crezca la mala hierba. Que vuestros descendientes han tomado el relevo, igual que vosotros lo hicisteis de vuestros padres; pero no será exactamente lo mismo. Los payasos de la tele lograsteis que por encima de vuestros personajes se os llegara a querer como personas y es la muerte de Emilio Aragón padre (no la de Miliki, que es inmortal) la que estamos llorando.

Estábamos tan acostumbrados a una programación infantil ñoña, que habíamos llegado a pensar que no podía ser de otra forma. En ella nos educamos quienes somos un poco más mayores. Por eso vuestra aparición fue como un soplo de aire fresco. Descubrimos a través de Gaby que el payaso listo del circo no tenía por qué ser pedante, a través de Fofó y de ti que el otro payaso no tenía por qué ser imbécil y a través de vuestros programas que al niño no había por qué considerarlo gilipollas. Y con esos ingredientes tan naturales empezamos a disfrutar de lo que hacíais y a aprender vuestras canciones. Y cuando crecimos se las transmitimos a los que venían detrás y comprobamos que lo que está hecho con naturalidad, cariño y sentido común no se pasa de moda.

Por eso no queremos que hoy nos preguntes “¿cómo están ustedes?”. Porque no iba a gustarte la respuesta.

Hasta siempre, amigo.


martes, 20 de noviembre de 2012

Diccionario en clave de humor (21)





Reinvención personal, en clave de humor, del significado de las palabras.



PELICULAR. Perteneciente o relativo al vello de las nalgas.
PELOPONENSE. Pelopónense. Dícese de los que usan peluquín.
PERFECTO. Magistardo o ministor que perside un tirbunal.
PERÍFRASIS. Figura retórica de pensamiento, que se diferencia o distingue de la hipérbole en que no tiene nada que ver con ella. Se le puede llamar o denominar también circunlocución,  motivo por el cual (y sin que sirva de precedente) se le puede llamar o denominar de esa manera o forma. Consiste o se fundamenta en expresar o manifestar por medio de un rodeo o circunvolución algo que hubiera podido decirse o comentarse con  una cantidad menor o  más  pequeña de palabras.
PICHÓN. Miembro viril de regulares dimensiones.
PIENSO. Reflexión con que se alimenta al ganado.
PIROSIS. Sensación que sube desde el estómago a la faringe de los reclusos.
PISAUVAS. Efecto de orinar en la vid.
PISTOLERA. Pañal.
PITORREARSE. Burlarse del pito de alguien.
PLEGARIA. Oración humilde y doblada.
PLUMERO. Pez acantopterigio de apreciada pluma.
PLUTOCRACIA. Preponderancia de los perros en el gobierno del estado.
POBRETÓN. Pobre de Bretaña.
POLÍGAMO. Dícese de determinado rumiante cuando está unido simultáneamente con dos o más hembras.


Diccionario (20)                                     Página principal                                    Diccionario (22)

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Citas (221 a 230)








221. “Muchos hombres ven las cosas como son y se preguntan ¿por qué? Yo he soñado cosas que nunca fueron y me pregunto ¿por qué no?” (Robert Kennedy).


222. “Es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas” (Mariano José de Larra).


223. “Esperar que el mundo nos trate con equidad sólo porque somos buenas personas, equivale a suponer que el toro no nos atacará sólo porque somos vegetarianos” (Denis Wholey).


224. “La esperanza es un buen desayuno, pero una mala cena” (Francis Bacon).


225. “Cuando no tienes dinero el problema es la comida. Cuando tienes dinero, lo es el sexo. Cuando tienes ambos, es la salud. Cuando todo va bien, entonces uno teme a la muerte” (James Patrick Donleavy).


226. “Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida” (Arthur Schnitzler).


227. “Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar” (Manuel Azaña).


228. “Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo” (Groucho Marx).


229. “Nada hay más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una” (Alain).


230. “Un aburrido es uno que te priva de la soledad sin ofrecerte compañía” (Gian Vincenzo Gravinia).


Citas (211 a 220)                                   Página principal                                   Citas (231 a 240)

viernes, 9 de noviembre de 2012

Diccionario en clave de humor (20)







Reinvención personal, en clave de humor, del significado de las palabras.




ÓPTIMO. Engaño excelente.
ORDEÑAR. Mandar que se extraiga la leche de la ubre.
ORENSANO. Gallego que goza de buena salud.
PAELLA. Expresión referida a la cocinera cuando no gusta el arroz que ha guisado.
PALACIEGO. Perteneciente o relativo al palacio del invidente.
PALETA. Tabla pequeña en la que ordenan sus colores las  pintoras rústicas.
PALETÓ. Persona rusticá.
PALMEADO. Orinal.
PANAMERICANISMO. Doctrina  política que propugna la colaboración de los países del hemisferio occidental para combatir el uso de las americanas  de pana.
PARADOJA. Figura que consiste en emplear expresiones o frases sin emplear expresiones ni frases.
PARALELAS. Barras para hacer ejercicios las  mujeres necias.
PASTAR. Consumir comidas de procedencia italiana.
PATOLOGÍA. Parte de la veterinaria que trata de las enfermedades de ciertas aves palmípedas.
PEDAZO. Ventosidad enorme.
PELADILLA. Almendra confitada que vive parásita en el vello púbico del cuerpo humano.
Diccionario (19)                                     Página principal                                    Diccionario (21)

lunes, 5 de noviembre de 2012

Parábola del banquero pródigo







Había una vez un hombre, de nombre cambiante pero actuaciones similares, que tenía dos hijos. El mayor y predilecto muy bien podría llamarse Emilio y al menor le encajaba perfectamente Inocencio. A pesar de llevar una vida regalada (o precisamente por eso), porque su padre era rico y lo tenía muy contemplado, el primogénito decidió un día marcharse de casa pidiendo  la parte de la herencia que le correspondía. Con gran dolor de su corazón el hombre accedió. Pocos días después Emilio se marchó y se estableció por su cuenta, dedicándose a ofrecer préstamos hipotecarios para tratar de aprovechar el boom inmobiliario. Cuando hubo gastado todo el dinero, sobrevino una crisis (que al principio se llamó reajuste) y empezó a pasar necesidad. Pensaba con envidia en los súbditos de su padre, que tenían pan en abundancia mientras él apenas podía comer. Decidió levantarse, ir a él y decirle: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo. Trátame como a uno de tus putos vasallos". Y así lo hizo. Estando todavía lejos le vio su progenitor, corrió hacia él, se echó a su cuello y le besó efusivamente. No dejándole siquiera iniciar la frase que llevaba preparada, dijo a sus siervos: “Traed aprisa un Giorgio Armani y vestidle, ponedle un diamante en el dedo y unos Louis Vuitton en los pies. Matad el novillo cebado, comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha resucitado; estaba perdido y ha sido hallado”. Y comenzó  la celebración. El hijo menor oyó el jolgorio al regresar a casa del trabajo y preguntó el motivo a uno de los criados. Como no le  convenció la explicación, no quería unirse al festejo. Salió su padre a suplicarle y él le respondió: “Hace años que te sirvo sin rechistar. Jamás he dejado de  cumplir una orden tuya, pero nunca me has dado un cabrito para hacer una comida con mis amigos; sin embargo ahora viene ese hijo tuyo que ha dilapidado tu patrimonio y matas en su honor el novillo cebado”. El hombre le respondió. “Hijo, tú siempre has estado conmigo y todo lo mío es tuyo. Me has tenido a tu disposición para obedecerme, votarme y pagar los impuestos que te he exigido. Tu hermano, por el contrario, estaba muerto y ha resucitado; estaba perdido y ha sido hallado”.

A partir de ese día el padre fue vendiendo una buena parte de la hacienda que le quedaba para dejar libre de deudas a Emilio. La economía del lugar se resintió y subió los impuestos para  poder subsistir. Inocencio se quedó sin trabajo, por lo que no pudo seguir pagando la hipoteca de su casa y lo echaron  con su familia a la puta calle.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Citas (211 a 220)







211. “La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar” (Thomas Chalmers).


212. “El que compra lo superfluo, pronto tendrá que vender lo necesario” (Benjamin Franklin).


213. “La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte” (Immanuel Kant).


214. “¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?” (San Agustín).


215. “La conciencia, en la mayor parte de los espíritus, es como un soberano inglés: reina, pero no gobierna” (Mallock).


216. “Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no a todos todo el tiempo” (Abraham Lincoln).


217. “Es mejor saber después de haber pensado y discutido que aceptar los saberes que nadie discute para no tener que pensar” (Fernando Savater).


218. “Nuestra sociedad ha llegado a un momento en que ya no adora al becerro de oro, sino al oro del becerro” (Antonio Gala).


219. “Nunca creas nada hasta que no haya sido negado oficialmente” (Claud Cockburn).


220. “Tendemos a juzgarnos por nuestros ideales y a los demás por sus actos” (Harold Nicholson).


Citas (201 a 210)                                    Página principal                                  Citas (221 a 230)